3 Comments

  1. Daria September 8, 2008 @ 5:06 pm

    Mirá que bárbara la entrevista en entre-vista (jajaja).;-)
    No, de verdad me encantó.
    Muchos saludos desde Rosario, Argentina.
    Ojalá que vaya a Berlín el año que viene.

    Daria

  2. Gotan Project: Tango 3.0 – a ese título no se le puede agregar más nada… | ENTRE-VISTA May 20, 2010 @ 10:30 am

    [...] invitar a Melingo a participar en “tu misterio” – otra gran canción, otro gran tanguero – [...]

  3. ¡Zás! y de repente hay hiphop alemán inteligente y a la vez ¿infantil? pero de todas formas ¡genial! – Käptn Peng und die Tentakel von Delphi | ENTRE-VISTA April 24, 2013 @ 11:23 am

    [...] un@ escucha a la instrumentación inmediatamente se da cuenta de la influencia de Tom Waits. Pero también hay partes muy funk, otras bastante rock fuerte. Además inventan instrumentos tipo [...]

Melingo: el Tom Waits tanguero

.Conciertos, .Entrevistas, Andrés Calamaro, Charly García, Gotan Project, Melingo, Tom Waits, autor: Dirk, los Abuelos de la Nada Comments (3)

Daniel Melingo tocó en Berlín. Me enteré por casualidad. La llamé a la gente de Beats International que hizo la promoción del disco y me habían dado la posibilidad de entrevistarlo. Me contesta Birgit y me dice:”Mirá, me enteré de la misma manera que vos, por la prensa. Podría llamar a los del tourmanagement, que yo creo que son los responsables de este concierto y de repente lo son pero además tendrían que tener entradas todavía…” y le digo:”Mirá, dejá, pero qué barbaridad que ustedes no fueron avisados…” “Ah.” dice ella, “Melingo es simpático y todo pero es super despistado.” Y me cuenta la historia que fue un periodista del VogueBuenos Aires y quiso entrevistarlo y darle bastante espacio. Todo estaba arreglado, el tipo esperando… ¿Quién no fue? Melingo. Así que nosotros tenemos algo que Vogue no tiene, una entrevista exclusiva con Melingo.

Entre-Vista – Bueno, primero quisiera hablar un poco sobre tus origenes musicales: Vos formaste parte de la banda Los Abuelos de la Nada en Argentina… ¿Seguís en contacto con la gente de entonces?

Melingo – Sí, sigo en contacto. Son mis amistades de muchos años de trabajo. Pero no fue mi inicio musical, sino mi inicio profesional donde me hice conocido con rock. Mi inicio musical viene del conservatorio. Después pasé a la música brasilera para luego al comienzo de los 80 a comenzar con el rock. A los 13 años tengo mi primer bandoneón. A los 15 lo canjeo por un clarinete. Entro al conservatorio a aprender cátedra de clarinete. Y…luego a los 18 entro a la Universidad de Música a estudiar musicología y composición. Luego…soy parte del rock nacional al final de la dictadura, para luego, en el año 86 me voy ocho años fuera del país a continuar trabajando con música electrónica y con rock. He vuelto en el año 94 a Buenos Aires y ahí empiezo mi carrera protagónica con el tango.

e-v – ¿Entonces la primera formación de música que tuviste fue música clásica?

Melingo – Sí, fue música clásica.

e-v – ¿El bandoneón vos todavía lo tocás?

Melingo – Nunca lo supe tocar de verdad, por eso lo cambié por un clarín…(se rie).

e-v- Pero el clarinete sí lo tocás…¿?

Melingo – No, la verdad que no. Hay dotes más naturales que tiene uno que los va encontrando… y a veces ni siquiera las encuentra… (risas)

e-v- Así que ¿cómo fue que vos de repente entraste en el rock?

Melingo – De la mano de Miguel Zavalata me hice conocer a Miguel Abuelo que era el cantante de los Abuelos de la Nada, poeta ya desaparecido en el año 89…
Bueno, yo lo conocí a Miguel Abuelo justo en el momento cuando el volvía a la Argentina al principio de los años 80 y le damos formación a Los Abuelos de la Nada, la versión de los años 80.

e-v – ¿Cuál fue tu lugar en la banda?

Melingo – Empezamos en trío: Miguel tocaba percusión y cantaba, Cachorro López tocaba el bajo y yo tocaba la guitarra. Luego pasó a ser un sexteto. Los Abuelos de la Nada ya con Andrés Calamaro en el piano,Gustavo Bazterrica en guitarra, Polo Corbella en batería, Cachorro López en bajo y yo en clarinete, en saxo y guitarra.

e-v – Para hacer ahora el nexo con el tango: mucha gente dice que el rock nacional argentino y el tango tienen mucho que ver. Los dos tienen cierta melancolía… Cuando yo estaba en la Argentina yo siempre decía, tratando de describir la música preferida de los argentinos, que la Argentina era un país grunge, que incluía rock nacional, heavy metal, grunge de verdad y también bandas como los Toten Hosen…y tango también…

Melingo – Parecemos un país lunar, que viene de las sombras ¿no? Si hay alguna luz, viene reflejada de otro lado…(rie).

e-v – Pero vos ya en ese entonces ¿sentías esa conección con el tango? o ¿que en algún momento ibas a hacer tango de verdad?

Melingo – Sí. En realidad ya en esa época yo había formado un grupo que se llamaba los Twist y que hacíamos también tango propiamente dicho, guardia vieja, que se dice. Ya experimentaba con letras de lunfardo, letras, dicho por un tanguero, de la poca diferencia que había entre el rock y el tango o el paralelo entre el rock nacional y el tango.

e-v – Pero ¿llegaste a un punto donde decías: ya basta con lo parecido, ahora toco tango de verdad?

Melingo – Sí. Buscando mi papel protagónico, después de haber hecho muchos discos de rock, haber producido, haber participado,… me tocó el papel protagónico. Digamos que lo había experimentado al rock pero no lo pude mantener… Y así al mismo tiempo me salió en la composición una serie de tangos, que tenían forma de tangos bajos… En el 96 yo empezaba a sentir un atractivo o un lugar protagónico para mí más posible en el tango que en el rock.

e-v – La manera cómo hacer tango, ¿ya la tenías clara de antes? O sea: vos aparecés con un tipo de tango, digamos, no conservador, pero, digamos clásico… En contraposición al dueño de tu sello “mañana”, Eduardo Makaroff, quien además es uno de los chicos de Gotan Project, que hacen tango electrónico…

Melingo – Bueno, yo eligí el tango canción, primero porque decidí cantar. Primero tuve que aprender canto lírico para poder cantar tango porque no es algo fácil, cantar tango…
No por desconocimiento de la música electrónica hice tango no-electrónico, sino por una decición estética. Voy hacia las raices del tango, digamos, como un nuevo tradicionalismo, para llamarlo de alguna manera.

e-v – La gente de la Chicana me contó en una entrevista, que para ellos escribir una canción por ejemplo sobre Frankenstein o convertir una canción de Tom Waits en un tango es su manera de intrepretación del género de una forma comtemporánea. En ese sentido tus letras parecen más neutrales…

Melingo – Yo no me esfuerzo a nada. Primero escribo espontaneamente y después analizo.

e-v – Pero ¿vos te ves dentro de una tradición especial dentro del tango canción?

Melingo – Yo sigo más bien a la tendencia de Juan Carlos Cáceres que va al comienzo mismo del tango. Hay una teoría sobre el africanismo en el tango. Hay un payador negro africano en el tango. El payador es un repentista que improvisa la letra. Voy más hacia ese tango.

e-v – ¿Qué tal la onda mundial del tango?, o sea: estás ahora en Alemania…

Melingo – Bueno, hay un claro re-aflorecimiento del tango. Es un momento de transgreción que está yendo hacia un lugar que le da nuevo ropaje al tango. Yo creo que es un momento de transgreción hacia un momento importante del tango.

e-v – El cliché sobre la Argentina es que allá toda la gente hace, baila, toca y escucha tango…

Melingo – ¡No es así! ¡No es así! Muchos se fueron metiendo en el tango porque, bueno lo principal era re-encarar todo el folclore, todo el tango, todo el rock. Y todo eso se comenzó a recomponer después de la dictadura militar. Todo eso es un proceso largo, digamos, de reconstrucción. Pero lo del cliché también tiene algo de cierto, porque todo el mundo debajo de la ducha canta tango, camina por la calle y silba tango. Todo el mundo si puede baila tango. No todo el mundo sabe pero todo el mundo quiere… Y ahora está más cercano, por esa recomposición del tango, se está idendificando cada vez más el argentino realmente con lo que es…

e-v – Pregunto por el cliché porque aquí, lo que la gente considera que sea típico alemán, en realidad sólo una minoría de los alemanes mismos se identifica con ello. Y muchos aspectos que la gente de afuera comunmente considera alemán – como la fiesta de octubre, la “Oktoberfest” – en realidad es de Baviera, los trajes, los bailes, los sombreros… Y la gente de acá lo ve con bastante distancia, sobre todo en Berlín, no nos gusta demasiado.
Lo del cliché me parece también que es una cuestión…

Melingo – …¡Es peligrosa! Es peligrosa porque siempre es difícil meterse con la tradición. Pero yo tengo la alegría de haber recibido comentarios de la gente que escucha mi música y decirme que gracias a mi tango se ha introducido en el tango porque es argentino. Sobre todo el argentino joven que escuchaba rock. Entonces para mi es una satisfacción que mi música haya sido como un puente para llegar a un tango mayor, que es el tango histórico digamos, el tango de Osvaldo Pugliese y Anibal Troilo.

e-v – Supongo que aún para vos fue más fácil por ser conocido al público rock… Pero tuviste que conquistarte un público nuevo también…

Melingo – No es un motivo multitudinario el tango. Pero……………………., pasó ya por su eufória de una nueva moda de tango. Y ahora se asentó más de una manera más natural.

e-v – ¿Cómo es el ambiente del tango ahora en Buenos Aires?

Melingo – Muy intenso. Hay muchos nuevos intérpretes, grandes valores nuevos, grandes valores del tango.

e-v – ¿Y el contacto entre los músicos? ¿Vos tocás con otra gente? o ¿Cada uno por su lado?

Melingo – Sí… se está ahora amalgamando más. Al mismo tiempo se están… idependizando más los nuevos intérpretes, los nuevos autores. Está tomando forma más importante con un movimiento de más autores jóvenes, con menos de 20 años, con tradición tanguera. Bueno, que entran directamente a la ortodóxia del tango.

e-v – ¿Y no hay una discusión sobre eso dentro…?

Melingo – (¡Risas!) En la Argentina siempre hay discusiones sobre lo que tiene que ser y sobre lo que no tiene que ser. Y bueno, cada uno tiene su opinión sobre tango y fútbol,… somos especialistas.

e-v – Pero ¿no hay una discusion dentro del ambiente? Digo, porque no será una discusión solamente del público, supongo.

Melingo – Bueno, eso es lo que hace que se enriquezca – la sana competencia. Además hay una tradición de mucho respeto, de no decir lo que se piensa en el tango. Pero nos estamos acostumbrando a convivir, a diferentes ramas de la música.

e-v – Cuando yo vivía en al Argentina en el 96 por ejemplo no había casi nada de música electrónica. Mientras ahora hay un montón de música electrónica y dentro de eso casi una moda de tango electrónico. De repente lo de volver al tango “original” ¿también es una manera de diferenciarse de la “masa”?

Melingo – Digamos que en aparencia hay pocos caminos: o mezlcarlo con la electrónica o volver a las raices. Esto ocurre después de Astor Piazolla. Él mismo se ocupa de romper el tango y cerrar su capítulo. Por eso luego de Piazolla se hace difícil…

e-v – Volvamos un poco a las letras: Cuando vos escribís, ¿cuáles son los temas principales de tus canciones?

Melingo – Escribo sobre todo sobre tópicos costumbristas, no sobre el gran tópico que es el amor. En general hablo de personajes diversos, de la calle, de situaciones sociales…de la Argentina actual. Si hay algo que no considerás adaptable depende de la goma de borrar que tiene cada uno… En general yo la dejo suelta a mi imaginación, a mi creación para luego darle forma a lo que tengo para conformar un album. O sea, no hago mucha especulación anterior a hacerlo, sino desarrollar pequeñas ideas que las transformo en canciones.

e-v – ¿Te imaginás escuchando un tango de alguién? pensando:”¿Cómo puede cantar sobre eso?”

Melingo – Bueno, ahí está lo nuevo… justamente. La búsqueda de la renovación. Cantar algo que no se puede cantar. O que alguien no cantó. Pero hacerlo. Darle acción.
Esa es mi meta concretada, digamos, de poder incluirme con una pequeña renovación en el tango.

e-v – ¿Te molestan las comparaciones? Lo del “Tom Waits del Tango” por ejemplo. O ¿de repente te inspira?

Melingo – Tom Waits es un artista que valoro y que me gusta muchísimo. Pero considero que no tengo influencia directa de él… a pesar de que lo escucho y me gusta.
Tal véz ideológicamente haya un parecido, tal vez la voz también es parecida…
Tampoco es consciente ese paralelismo.

e-v – Hablé con Gustavo Santaolalla hace unos meses y él justamente dice que hay artistas tangueros también fuera del tango propio que aún él considera que tengan un alma tanguero y justamente Tom Waits es uno de ellos y Elvis Costello también…

Melingo – Yo creo que se trata de evitar las separaciones en la música, no ejercer más divisiones. Justamente se trata de unificar. Para mí la música es una misma componente en su forma general. Luego son estilos y técnicas diferentes pero los sentimientos, yo creo que son los mismos.

e-v – Entonces ¿vos te podrías imaginar tocar con Charly o Andrés de nuevo pero ahora de una manera tanguera, invitarlos al escenario?

Melingo – De hecho lo hice, en este cd hay una versión cantada con Andrés Calamaro, con Charly me veo, no te digo a diario, pero me sigo viendo, participo en colaboraciones con él, soy amigo de él. Con Andrés también.

e-v – Muchas gracias Daniel.

Melingo – Gracias a vos.

volver al principio

Dirk @ September 7, 2008

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>