2 Comments

  1. ¿”Golden Future Paris”? – Kitty Solaris tiene un “Presente Dorado en Berlín” | ENTRE-VISTA April 19, 2011 @ 4:10 pm

    [...] que de vez en cuando me invita a diferentes eventos del sello Solaris Empire. Sin embargo hasta el concierto del otro día – donde fuí con mi amigo de Israel – no me había dado cuenta que Kitty Solaris la música y [...]

  2. EMA en vivo: ¡una revelación!… física y espiritual | ENTRE-VISTA May 15, 2011 @ 11:27 am

    [...] general pero tambíen especialmente adentro. El lugar medio chicón pero lindo. Me hizo recordar al nbi por el “diseño” interior. Digamos que estaba suficientemente hecho mierda justo para [...]

No bebáis cuando vayais 500 kms en auto al día sigiuente…

.Conciertos, .fiestas, Kitty Solaris, Sarsaparilla, autor: Dirk, me gustó Comments (2)

El otro día mi mejor amigo estuvo de visita de Jerusalén y como siempre salimos a tomar algo y a ver algún espectáculo. Esta vez yo tenía la invitación para el lanzamiento del nuevo disco de Kitty Solaris. No estuvimos en la lista de invitados pero en la lista de pagar menos. Primero cenamos con mi novia y los chicos en casa para después salir para la NBI y para comprobar que teníamos la invitación – y porque no estaba seguro si Kitty me habría puesto en la lista de verdad – llevé la primera parte del Email conmigo.

Ya en el camino me dí cuenta que en la hoja no estaba la dirección del lugar y solamente me acordaba más o menos que estaba en la Schönhauser Alle 36. Pero como no estaba seguro nos bajamos del tramvía en la estación “Eberswalder Straße” y entramos directo al primer cyber en el camino para meternos en la red. Y para comprar la primera cerveza.

Yo había tenido razón y seguimos caminando hacia la Kulturbrauerei para allí darme cuenta que por supuesto sí lo conocía de antes. Pero como teníamos nuestra cerveza en la mano esperamos afuera para terminarla y se nos pone al lado un “desamparado” un tipo de la calle que iba a esperar hasta que bajaramos la birra para que él se pueda quedar con las botellas vacías para cambiarlas por dinero.

Así que como no podíamos esquivarlo nos pusimos a charlar con ése que era gracioso pero por supuesto también daba un poco de pena. Nos contaba cosas raras y también sobre su alcoholismo, que había vuelto a tomar después de morir su madre, porque “madre tenés una sola”. “¡Y claro!” decía mi amigo. “Y no.” decía yo. Y nos reíamos. Terminamos la cheve y se las damos a las botellas al tipo y nos despedimos para entrar y preguntar si estabamos en la lista de los 5 euros (los que pagan menos). Y estabamos. Entramos nos sentamos y seguimos tomando.

El público parecía consistir de la redacción del Spex mezclado por la Hamburger Schule entera. Kitty Solaris diría después que “es tan difícil tocar casi solamente delante de amigos”. Y después de medio litro de cerveza más subió al escenario Sarsaparilla – de quien lamentablemente no encontré ningún video para poner aquí. Un tipo de nuestra edad – quizás un poco más joven – solo con su guitarra y un nombre raro. No encontré tampoco ninguna información sobre su origen. Al parecer era yanqui o canadiense.

Su canto y sus canciones me gustaban. A mi amigo nada y empezamos una discusión sobre exigencias para artistas musicales y criteros para definir las caracteristicas que hacen de músicos estrellas. Pero no me pudo – o no quiso – decir quién – según sus própios criterios – para él un grupo u artista sería estrella…

Bueno a mí Sarsaparilla (aparte del nombre que me parece más que raro boludo) me gustó mucho. Y mi amigo – a pesar de que no le gustara – me hizo un regalo muy dulce el día después: me dió el disco de Sarsaparilla “Everybody here seems so familiar…” con el autógrafo de él.

Después vino Kitty y lo que me llamó bastante la atención – aparte de que me gustó también – que estuvo por lo menos tan borracha como nosotros. Pero no solamente eso, aún así tocó y cantó bien, nada de notas falsas, de voz quebrada. Felicitaciones.

Nosotros en algún momento nos fuimos, navegando por la noche berlinesa, terminando en un bar que casi ya se puede llamar nuestro bar habitual. Después del último arac (¿?) – que sabe a uzo (el arguadiente griego) pero no sé bien qué es – me tomo un taxi a la casa de mi novia para al salir del taxi darme cuenta que perdí mis llaves de la casa. Encima – borracho como estoy – tengo que tocar el timbre, despertar a mi novia y confesarle lo de la llave. Al día siguiente tengo que soportar la maliciosidad de nuestros hijos al enterarse y ir a buscar el auto que alquilamos para ir a la casa de mis viejos.

Finalmente todo bien: encontré mis llaves en el último bar donde habíamos estado y con el viaje también. Pero qué susto. Así que no hagan cosas estúpidas con alcohol encima y no anden subestimando la cerveza o el conducir alcoholizados…

Ah y ¿qué escuchamos en el viaje hacia el occidente alemán? – A Sarsaparilla.

Dirk @ March 17, 2011

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>