2 Comments

  1. Extagen March 14, 2009 @ 2:23 am

    Great Blog!

  2. Un comic que nos muestra que la vida es política en cualquier lugar (pero en algunos quizás un poco más): “Crónicas de Jerusalén” de Guy Delisle | ENTRE-VISTA December 5, 2012 @ 6:20 pm

    [...] cuando yo leí el libro – escrito/dibujado en forma de diario personal – me acordaba de mi própio viaje a Israel hace 4 años. Muchos de los lugares descriptos los conocimos y quizás la relación con lo contado [...]

Israel: vis(i)ta entre fronteras

.Dientes afilados, .Política, autor: Dirk Comments (2)

Estuve en Israel. Que es increíble.

Uno en cualquier lugar del mundo tiene ideas, sobre los judíos, el conflicto entre judíos y palestinos, la guerra, las religiones en general, el judaísmo, el islam, el cristianismo.
Pero allá se relativiza todo.
O no.

Depende si uno está dispuesto a escuchar los dos lados, ver los tres puntos de vista, los cuatro puntos cardinales, entonces uno se da cuenta que cualquier perspectiva tiene su horizonte.

la utopía

Esta foto la tomé saliendo de Belén, cruzando la frontera desde Cisjordania, volviendo a Israel.

Por supuesto es un sueño, una utopía, lo contrario de la realidad. Y además está pintado sobre el muro que divide Palestina e Israel.

Fuimos primero a la parte oriental de Jerusalén a la casa de amigos alemanes y escuchamos historias qué tan difícil es la vida para los palestinos, que tienen que hacer cola de hasta 3, 4 horas para cruzar el muro y llegar al trabajo en Israel. Los que tienen permiso. Los que no tienen no pueden ni salir.

Jerusalén es impresionante.

La ciudad vieja se divide en cuatro partes: la cristiana, la musulmana, la judía y la armenia. Pero está llena de turistas (uno/a nunca se quiere dar cuenta que uno/a también pertencece a esa especie) y eso cansa bastante.

Vista hacia la ciudad vieja desde el monte de olivos

Vendedores ambulantes en las calles de Jerusalén

Caminamos por los senderos del barrio musulmán cuando de repente un tipo vestido de monje nos grita con un megáfono que salieramos del pasillo e inmediatamente avanza una avalancha de cristianos por la vía dolorosa/vía crucis (que no nos habíamos dado cuenta que estabamos allí) que para en cada una de las 14 estaciones a escuchar en 5 idiomas las oraciones correspondientes…
Cansados ya, después de haber regateado los precios de una manta preciosa para mi cama y de un juego de ajedrez para el hijo de mi novia y con ganas de tomar una cerveza fría huímos a la parte judía, ya que en la árabe no se vende alcohol (a pesar del nombre al-cohol).

La cerveza israelí que a nosotros nos gustó más

Y como era viernes conseguimos todavía dos cervezas israelíes “macabi” bien frías antes de que el jefe del bar nos sacara las sillas por debajo de los traseros porque empezaba el shabat con la puesta del sol. Así que fuimos a casa en un omnibus árabe para ir a comprar más cerveza en la tienda de un árabe cristiano…

El día siguiente fuimos a una escuela cristiana en Palestina, donde los voluntarios usan palabras como delito y anección cuando describen su alrededor referiendose a asentamientos israelíes.

Escuela cristiana en Cisjordania

No es que no sea cierto…¡ojo! Lo que hacen los asentadores judíos significa una provocación fuerte, es en realidad anección de terrenos. Lo que pasa es lo que digo más arriba: si uno llega a Israel/Palestina ya con sus respuestas formadas entonces va a conseguir apoyo para fundamentarlas. Es muy difícil de quedar con la mente suficientemente abierta para poder ver los dos lados.

el muro israelí

Cuando uno se sube de noche al techo de la escuela recibe una llamada de la policía militar que haya que bajar inmediatamente de ahí. “¡Que barbaridad!” dicen unos y los otros explican: “Es el punto más alto en la zona y desde allí se podría alcanzar fácilmente a los asentamientos cercanos con un misil…”

A la vuelta vamos todavía a Belén, el supuesto lugar de nascimiento de Jesús, que es una de las ciudades árabes más grandes en Palestina.

Saliendo de allí pasamos por el muro como ya descripto arriba.

Para alguién que ha visto el muro de Berlín obviamente se visualizan ciertos recuerdos…

Berlin ´86:

Belén ´08:

¿En qué se piensa inmediatamente?

Aún es más impresionante por el hecho de que cuando uno entra a la zona palestina no hay control, así que casi no se nota que estás en Cisjordania.

El muro es demasiado alto para el amor

Pero cuando salís ahí tenés que mostrar tu pasaporte y obvio con un pasaporte europeo no hay ningún problema.

Próximo día otro programa: esta vez descanzar en el Mar Muerto.

Desde Jerusalén queda relativamente cerca. ¿Pero qué no queda cerca en Israel? Está también en Cisjordania pero se va en una autopista para Israelíes, así que no hay control de frontera.

Yo flotando entre cielo y tierra

Dejamos de lado los lugares turísticos. Andamos en un Mercedes con chapa alemana negro sin aire acondicionado.

Cruzando el desierto en un mercedes

Escuchando música que en Alemania en los años noventa tenían totalmente otro sentido…

La verdad que para mí se me perdió un poco la sensación de espiritualidad con tanto énfasis en la religión y tanta pelea por “aquí fue” – “¡no! ¡acá!” – “esto es nuestro” – “¡no! ¡nuestro!”

En la iglesia de la tumba de Jesús cada tanto hay peleas a patadas entre los representantes de las diferentes congregaciones: los católicos, los griegos ortodoxos y los rusos ortodoxos. Los protestantes por ahí no le dan tanta bola.

De todas formas fue super interesante.

Aún así teníamos ganas de ver también la parte liberal no-religiosa de Israel, Tel Aviv la ciudad de los pecados como dicen muchos (en contraposición a Jerusalén)…

Tel Aviv es una ciudad muy occidental, con una playa lindísima, con arena pura traida directo del Nilo y que de alguna forma se parece bastante a Berlín y también me hizo acordar de Buenos Aires. (Además hay una colonia grande de Argentinos…)

Pues – aquí se nos olvidó un poco el conflicto y la amenaza de atentados…

Al final todavía nos encontramos con un amigo de mi novia, un judío austríaco de 88 años, que había llegado a Palestina en el ´39, sobreviviente del Holocausto, a pesar de que el no estuvo en ningún campo de concentración, su mujer difunta sobrevivió Auschwitz.

Y buscando fotos de su hija que vive en Nueva York para mostrarnos, encontró una foto de un hermano suyo con su familia, esposa y dos hijos de 2 y 4 años antes de ser llevado al campo y a la muerte. O sea, no nos mostró la foto para pegarnos con la pala holocausta de la mala conciencia alemana. No tenía nada que ver con eso. Pero se anda por las calles de Tel Aviv después un poco diferente, mirando a unos viejitos con piel blanca y ojos azules, imaginadose que trataron de escaparse de Alemania y no fueron recibidos en ninguna parta hasta que algunos entonces dijeron: Bueno, ¡vamos a Palestina! Se puede entender.

No hay duda sobre el derecho de existencia de Israel y por eso es tan importante tratar de estar abierto para ambas partes.

El pianista y director argentino-israelí Daniel Barenboim, con residencia en Berlín es un excelente ejemplo para eso.

Con su fundación de una orquesta palestina-israelí East-Western Divan Orchestra llegó hasta obtener (parece que es el único judío) el pasaporte palestino además del israelí.

En este sentido: Shalom y Salam.

Dirk @ June 7, 2008

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>