No Comments

Sexo, Bieito y rockin´ ópera: Armida en la Komische Oper

.Conciertos, .Reseñas, .teatro, autora: Carmen, genial Comments (0)

El problema con puestas en escena del tipo de esta ópera de la cual voy a hablar ahora es que la gente – también obviamente (y también yo)- enfoca el aspecto escandaloso para posicionarse ante él. O directamente no va a verla o quizás solamente va a verla por el escándalo y así formar parte de él. Yo me acuerdo de una obra de teatro hace años en la Volksbühne donde sabíamos antes de entrar que iba a haber una pareja cogiendo (copulando) arriba del escenario. Cogiendo de verdad. Unos actores porno que fueron contratados por el director. Que además de eso la obra estuviera bárbara fue olvidado o ni siquiera registrado por la mayoría del auditorio.

Algo parecido pasa con Armida en la Komische Oper (esponsoreado por Catalan Arts). Fuimos más bien por casualidad, porque mi novia consigue de vez en cuando entradas de prensa allí. Antes leímos que iba a haber hombres desnudos, que trataba de sexo y pasión y que había recibido críticas muy buenas.

El 80 por cientos del público consistía en hombres homosexuales. Bueno, uno de los cliches de hombres gay es que aman a la ópera ¿pero tantos?

El catalán Calixto Bieito responsable de la puesta en escena y el director musical Konrad Junghänel forman el equipo que le dió forma arriba del escenario a esta versión moderna espectacular y conmovidora  de la ópera Armida de Christoph Willibald Gluck que trata del miedo del amor, del poder de la pasión y del desafío que significa entregarse para amar y dejarse amar y asimismo volverse vulnerable.

Me encantó. Lo que pasa es que para mi en opera todo pasa por la puesta en escena. Cuando yo voy a la ópera no quiero ver vestuario viejo de la época cuando el compositor escribió la obra. Si ópera quiere ser arte entonces tiene que tratar de descubrir la verdad hoy para mi, para el auditorio de ahora. Si no no es arte. Si no es un disco de vinilio en un tocadisco, un pescado viejo conservado en una lata. Hay gente que le basta, que le gusta eso. Pero para mi entonces no vale la pena ir a la ópera. Para eso basta con el cd, o hasta con el video.

Aquí todo vale la pena. Aparte de que los cantantes Caroline Melzer como Armida y su antagonista Peter Lodahl como Rinaldo y todos los demás estuvieron bárbaros como cantantes, estuvieron bárbaros también como actores – que significa mucho pedir de cantantes de ópera – según yo – mostrarse en escenas tan esplícitas. También significa mucha valentía de por si.
Pero además la luz, el vestuario, la escenografía, todo súper. A la vez por un lado minimalista y sensual y por el otro lado expresionista y voluminoso. Sin carteles grandes con los mensajes escritos en mayúscula se entiende el mensaje por las metáforas que usa el equipo de directores. Un vestido tipo viejo basta como referencia a tiempos pasados, un pulcro de hombres desnudos persiguiendola como perros a Armida basta como para entender que ella es la reina de la belleza y de la pasión.

Al final yo tenía la sensación que la música fuera escrita para esta puesta en escena más bien acompañandola y no al revez.

El auditorio gay seguro que se quedó contento y para los heterosexuales hubo también una pareja cogiendo arriba del escenario (aunque actuaron nada más, pero desnudos).

< ![endif]–>

Carmen @ April 17, 2009

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>