2 Comments

  1. Viaje en el tiempo a los 90: mi música argentina | ENTRE-VISTA September 6, 2012 @ 1:56 am

    [...] en los mencionados cassettes, algunos pocos albumes también los tenía en cds pero pocos. Y ahora ni escucho cassettes a pesar de que están por ahí pero solamente de adorno. El otro día me dió un flash de recuerdos cuando de csualidad dí con unos videos en youtube que [...]

  2. Music is my boyfriend ← November 18, 2012 @ 2:47 am

    [...] “Kassettendeck”-Reviews angekommen sind. Ich kann kein Spanisch, hoffe aber, dass hier auch GELOBT [...]

¿Quién es un nerd? ¿Él que escribe un libro sobre mix-cassettes? ¿O ya él que tiene un blog sobre música?

.Reseñas, .literatura, .música, Airen, Benjamin von Stuckrad-Barre, Christian Vorbau, Codeine, Florian Illies, Jan Drees, Nick Hornby, autor: Dirk, me gustó, the Red Hot Chili Peppers Comments (2)

Ultimamente mi novia a menudo me dice que soy un nerd. Porque – según ella – cuando trato de música – escuchando, escribiendo, hablando – me metería en un túnel y no veo más otra cosa que tiene que ver con la vida real. Obviamente yo le digo que eso es cualquier cosa. No soy nadie que tiene un solo tema que habla cuando habla solamente sobre música y que sí conoce otra gente a quienes no les gusta la música tanto como a mí.

(Pero hablando entre nosotros: la verdad que me parece que ser un nerd es algo muy masculino. El libro “high fidelity” de Nick Hornby es algo como el prototipo del concepto de vida de un nerd musical.)

Hace dos meses entré en una librería del barrio y en una mesa estaba colocado un libro llamando(me) la atención tanto por el nombre como por el diseño muy bueno: “Kassettendeck – Soundtrack einer Generation” (pletina de cassette – banda de sonido de una generación).

Inmediatamente me hizo acordar de “Generation Golf” de Florian Illies que tratar de encajar justamente mi generación y que me pareció super boludo. Está bien escrito y llegué a identificarme con muchas cosas que describe pero las interpretaciones sociales que hace al final me parecen super tiradas por los pelos. Al final me emboló. O sea lo que quiero decir es: un título de un libro donde aparece la palabra “generación” ya de entrada me da una conotación negativa porque sospecho que el/la autor/a tratara de meter a un montón de gente en un cajón que tienen la mala suerte de haber nacido en la misma década.

Los autores Jan Drees y Christian Vorbau son – en el sentido recien descripto – representantes de mi generación. La clave importante del libro es que todos nosotros crecimos con un medio que revolucionó tanto el género muscial como la vida social. El invento del cassette de repente facilitaba un montón de cosas que antes no se podía. Gravar y así multiplicar a albumes de forma barata. Y más importante aún juntar en un medio las canciones que uno/a quería: nació el mix-cassette. Y con el invento del walkman además se podía escuchar de repente música donde y casi cuando uno/a quisiera. Mucho antes del invento del mp3.

¿Por qué eso cambió la vida social? Porque de repente un montón de jóvenes (seguro que tantos hombres como mujeres) gravaban cassettes para los objetos de sus sentimientos sentimentales. A pesar de que autores como Benjamin von Stuckrad-Barre – quien también está incluido en el libro – al principio decían haber notado que eso último era más una cuestión masculina también los autores del libro cuestionen inclinaciones así de entrada. Pero la manera de hablar sobre y tratar el tema quizás es una manera “nerdiana” masculina – digo yo.

De todas formas el libro es un libro “nerd”. Muestra historias lindas con las experiencias personales de trabajadores del género: djs, autores, redactores, aficionados, músicos y artistas plásticos y eso es entretenido. Pero a la vez muestra a un mundo “nerd”  que me da un poco de miedo. Pero quizás sobre todo porque no quiero que mi novia me llame así.

De todas formas yo no era tan así de gravar cassettes con mis canciones favoritas si no era para una mujer que trataba de conquistar… (tal cual como está descripto en el libro). Para mí solo gravaba solamente albumes enteros. También porque en una época cuando el cd ya estaba avanzando yo estaba en contra de la nueva “tecnología” y por eso seguía con mis vinilios y con mis gravaciones en cassette. Y me acuerdo cuando fuí al Perú – para trabajar allí durante medio año – me compré un walkman extra chico (y caro en esa época: 1993) para poder esconderlo y para poder sobrevivir con mi música favorita. Y me acuerdo además de haber bailado entre las ruinas de Chan Chan en Trujillo o en Machu Picchu escuchando a los Red Hot Chili Peppers y a Codeine.

El libro al fin y al cabo es un viaje en el tiempo para todos los que hayamos vivido en esa época y – aunque nunca me pondría a digitalizar mis viejos cassettes (que los tengo todavía guardados) para escucharlos o para archivarlos mejor – me parece a veces raro que nuestros hijos ya ni sepan bien qué siquiera es un cassette. Y no se lo puede explicar a quien no lo haya vivido él o ella misma.

Ah y otra historia chistoza: Un amigo de mi amigo de Israel que ahora es segundo director de programa de la estación de radio WDR3 – y a quien hace un año me había cruzado en un concierto en Berlín por casualidad – tiene su propio capítulo en el libro cuyos detalles ya los sabía todos por él mismo o contado por mi amigo. El mundo (de los nerds) es un pañuelo.

Ah y que Airen escriba una recomendación del libro en la tapa de atrás me pareció también medio tirado desde muy lejos…

Así que al fin y al cabo: el libro es un “must have” para todos los amentes de música (nerds y no-nerds) y sobre todo para quienes hayamos vivido la época de los cassettes.

Dirk @ May 17, 2011

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>