3 Comments

  1. El 2012 se pinta de indie-rock alemán: Kraftklub, Vierkanttretlager & die Türen | ENTRE-VISTA March 5, 2012 @ 11:13 pm

    [...] fue un año del rap. No solamente a nivel internacional (entre otros the Streets, Scroobius Pip, Beastie Boys) también hubo un montón de discos alemanes bárbaros (por ejemplo Casper y Kool Savas). A [...]

  2. ¿Por qué me afecta tanto la muerte de Adam Yauch? – intento de una explicación | ENTRE-VISTA May 7, 2012 @ 2:40 pm

    [...] Despué me compré Hello Nasty en el año que nació mi hija y recién ahora el año pasado escribí una reseña sobre el último album “Hot Sauce Committee Part 2”. [...]

  3. Desde Breakdance Sensation 84 hasta De La Soul en el 2012: mi propia historia del hiphop | ENTRE-VISTA May 15, 2012 @ 10:01 pm

    [...] 3 albumes que tengo de ellos “Paul´s Boutique”, “Hello Nasty” y “Hot Sauce Committee Part 2” todo el tiempo. Pero también me dió ganas de escuchar de repente de nuevo al último album [...]

El arte de la creación a través de la repitición: los Beastie Boys

Adam Yauch (MCA), Asian Dub Foundation, Beastie Boys, Blumfeld, Buraka Som Sistema, Chumbawamba, Dälek, M.I.A., Sean Lennon, autor: Dirk, the Rolling Stones Comments (3)

Soy de izquierda. Aún. Ya no como antes cuando mi pelo largo, mis pantalones con rayas y mis poleras hippie demostraban todo mi inclinación política interior a todos que trataban o no trataban conmigo por afuera. A pesar de eso en mi cabeza no diferenciaba por cualidades tan supérfluas así. Entre mis amigos había tanto hippies como yuppies pero yo me acuerdo que una vez traté de levantar una mujer cuyo estilo de vestirse era más o menos lo contrario del mío en ese entonces y me miró como si fuera la posibilidad menos pensable del mundo que algo pasara entre nostros.

Ahora seguro ella no me miraría con esos ojos. Es más – mi novia representa ese estilo bastante bien. Y – como ya era de esperar – yo no visto más esa ropa hippie de mi adolescencia tampoco. Evulocioné diría yo. Se hizo burgués dirían otros. Claro, trabajo en una oficina 9 horas al día, visto camisas, y solamente mi arito en la parte superior de mi oreja izquierda y mi preferiencia de vestir zapatillas Vans que también uso en la oficina da (quizás) fé sobre mi origen revolucionario. (Escucho la risa de mi yo de antes…)

Pero en mi corazón no cambié nada. Me gusta caminar sobre el mercado de pulgas del Mauerpark. Me acuerdo con nostálgia de mi viaje a dedo con mi amigo Stefan a la comuna anarquista Christiania en Copenhague. Discuto con otros en favor de los derechos humanos y la libertad de expresión y en contra de opiniones machistas, racistas, homófobos, anti-judías tanto como anti-islmámicas y chovinistas en general. Muestro con orgullo mis diapositivas del camino inca a mi familia, cambié de empresa proveedora de luz a una que no usa electricidad atómica y voto por supuesto a los Verdes. Estaría tranquilo si mi hija me anunciara que fuera gay o que quisiera un tatuaje o un piercing en lugares raros de su cuerpo (¡eso último no antes de los 18!) y les ofrezco orientación en cuestiones de uso de drogas a nuestros hijos – ya que no se puede evitar que lo hagan de por sí  (si lo hacen) con prohibiciones o satanizaciones. Y – y ahora llegamos al punto de este post – me gustan actos musicales con mensajes u opiniones izquierdistas más que otros.

Quiero decir: esas bandas en mi ranking tienen un cierto plus. Obviamente también me tiene que gustar la música (no como es común en la escena de música christiana donde el mensaje es más importante que la música). Por eso me gusta(ba) por ejemplo M.I.A., ADF, Blumfeld, Chumbawamba, Dälek o Buraka Som Sistema.

Y los Beastie Boys. Los tres chicos rabiosos nuevayorquinos me hacen acordar un poco a mí mismo (otra vez la riza de mi yo de antes). Tienen más o menos mi edad (son 6 años más grandes) y políticamente se suavizaron también un poco: del hardcore-punk tipo black flag a campañas “free tibet” y budismo. De todas formas el salto del punk al hiphop lo hicieron ya antes de convertirse exitosos. Y como mi corazón su música no cambió desde ese entonces demasiado.

Pero entonces ¿no son más que unos dinosaurios tipo ADF o los Rolling al final? Yo digo ¡No!.

http://youtu.be/ACraVoR01Yg

Desde “Ill Communication” que lo tengo solamente en cassette y el famoso video de “Sabotage” tipo percecución policial yo siempre los miraba de lejos y a veces más cerca. Por ejemplo comprandome el disco “Hello nasty” en 1998 que gravaron en el departamento de Sean Lennon con quien llevan una buena amistad (y quizás de ahí viene que obtuve también el último album de ése “friendly fire” que me gusta mucho).

Desde siempre se nota su origen punk en su música tanto como los años 80 de su formación. Tal cual – como era de esperar – en su nuevo album „Hot Sauce Committee Part Two”. Iban a llamarlo “… Part One” y publicarlo ya hace dos años pero el diagnosis de cancer de Adam “MCA” Yauch forzó un hold up a la publicación. Por eso – ahora después de su recuperación – con cierta ironía cambiaron el título a “… Part Two”.

La verdad al primer oído no suena demasiado diferente del último album que yo conozco más profundamente “Hello Nasty”. Los sonidos de sintetizadores medio conservadores están todavía y los raps que en el caso de los Beastie son más bien gritos también. Pero a la vez está siempre una creatividad más allá de la música que se nota en cada canción. Es como si la agilidad y la fuerza que invierten en sus temas los convierte en otra cosa nueva. Casi como estar en un recital en vivo. Y al final del día ¿no es eso arte también?: ¿Repetir la misma cosa de una manera que cada vez se transmite algo nuevo?

El otro día hasta pensé – ahora viene – que también la repetición de piezas de música clásica – donde la limitación de interpretación personal del músico quizás sea la más chica en el mundo musical – y donde (casi) siempre el autor es otro-  y en la mayoría de veces muerto desde siglos – y el público espera una similitud que llega casi a la  identidad con el original – que hasta ahí puede haber la posibilidad de abrirse la ventana artística un poquitito y la luz del arte llegar por un instante al oyente. Hay esperanza todavía.

Los Beastie son una institución. Y en realidad tampoco es cierto lo que dije antes: no es siempre lo mismo. Es otra cosa nueva y aunque sea solamente una canción, una letra, un tema nuevo/a. ¡Super y old-school!

Dirk @ May 30, 2011

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>