No Comments

Salir o no salir de paseo

.internet, .sociedad, autor: Diego Comments (0)

Mientras espero de que salga publicada en papel la próxima edición de la Revista ORSAI, leo el blog. A cuentagotas, se filtran algunos contenidos. Hernán Casciari y sus secuaces han conseguido tocarle el nervio a una generación. De eso no hay dudas. Los cuestionamientos para mí comienzan a partir de entender porqué ha sucedido esto. Miro hacia afuera por la ventana de mi oficina y veo a muchas personas pasar caminando con ropas ligeras, expresiones de alegría y ánimos en alza: Es verano, hace calor, la vida está allá afuera. Y sin embargo, me siento más cómodo entre mis cuatro paredes, resguardado detrás de un monitor.

Intuyo de que esta situación es parte de lo que nos está pasando hoy en día y que en ORSAI se ha sabido canalizar perfectamente, casi, como si nos estuviesen leyendo el cerebro. Hablan de las experiencias vivenciales reales desde un espacio virtual, para quizás demostrarnos – y hacernos sentir tranquilos -, de que esa división en realidad parecería no existir. Estar rondando los 40 años implica haber crecido sin internet pero haberse desarrollado acompañando los avances tecnológicos como parte de un juego. Somos niños grandes y, a este ritmo, siempre lo seremos. Mientras tanto, ensayo y me pregunto qué es ser adulto en el marco de esta contradicción histórica actual no marxista.

Ahora he subido hasta la vivienda que comparto con mi gran amigo de casi toda la vida. Él es un fanático de todos los aparatitos, es aquello que algunos llaman un nerd o un geek. Mi amigo vive en el exterior y, regularmente, hace sus compras por internet. Casi podría afirmar de que nos relacionamos a través del cartero que deposita los objetos adquiridos en mis manos en horas tempranas de la mañana, despertándome para recibir un paquete que no es para mí. Mi única revancha es pensar en que aún más desagradable que ser despertado es encontrarse conmigo despeinado y sin asear. Así y todo, creo que lo que más me consterna, es llevar el seguimiento de las compras de mi amigo sin poder entender para qué se compra tantos objetos electrónicos. Algo hay ahí que no consigo dilucidar. ¿O será más bien todo parte de una proyección y me irrita sentirme identificado con él?

Sobre estos temas hay infinidad de textos escritos. Existen muchas teorías, hipótesis, artículos y, también, frases sin fundamento – de las parejas de uno, por ejemplo – que intentan explicar, comprender, condenar o alabar la relación existente entre la persona y el consumo tecnológico. Al día de hoy, casi afirmaría, de que cada individuo tiene su propia idea al respecto. Y que, echando un vistazo hacia afuera en un día que se muestra esplendoroso, sabe decidir si es hora de salir a pasear o no. No como yo, que aún sigo sin saberlo, aferrado a un teclado.

Diego @ June 16, 2011

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>