3 Comments

  1. Tarde pero buenísimos: los mejores 15 albumes de 2011 | ENTRE-VISTA March 6, 2012 @ 3:14 pm

    [...] 11: “Tangowerk by Nhoah” de [...]

  2. mariano May 22, 2012 @ 2:48 pm

    jajaja, todos lloran pero sin ser pajeros!!! genial!!!

    hola Dirk
    estaba mirando tu fb por que compartiste la invitacion a mi exposición en donde sale nhoah y ahora me encuentro con que escribis y hablas en español rioplatense.
    si tenés ganas y tiempo pasate el jueves por la expo para ver las otras fotos.
    ademas como escribis sobre musica te invito a escuchar el proyecto “shipibo” que realizamos este invierno junto con andres bucci aqui en berlin.
    http://www.icaron.bandcamp.com
    si te gusta se puede bajar gratis desde esa pagina.
    te mando un abrazo y gracias por la difusion en fb.
    hasta pronto
    mariano

  3. ¡Viva México Cabrones! – lucha libre en el teatro Maxim Gorki | ENTRE-VISTA April 11, 2013 @ 5:39 pm

    [...] intersado por ellos. Empezó con el screaning de la película sobre cómo hicieron el disco “Tangowerk by Nhoah” en la casa de Ina Viola Blasius. Ahí conocimos a Daniel el ex-agregado de cultura de la [...]

¡Todos lloran pero sin ser pajeros! – El productor berlinés Nhoah sobre su proyecto musical Tangowerk y cómo Buenos Aires y el tango lo salvaron en un momento de crísis sentimental

.Entrevistas, .Reseñas, Adriana Varela, Astor Piazzolla, Bajofondo, Berlin Comedian Harmonists, Gotan Project, Gustav Mahler, Headvoice, Ina Viola Blasius, Jorge Luís Borges, Louie Austen, Mieze Katz, Nhoah, autor: Dirk, el Topo, genial Comments (3)

NHOAH

El disco Tangowerk me llegó de pura casualidad: lo común:”¿Che, uds. escriben en castellano? Les va a gustar…”
Y yo pensé “Otro disco de tango electrónico.” No es que no me guste el género. Pero escuchando el principio del primer tema – la verdad que mucha bola no le dí.
Pero de repente nos invitaron para un screening del dvd que viene acompañando el disco. Fuimos al vivienda-taller de Ina Viola Blasius – artista plástica y cantante – que participa en Tangowerk también.
Había prosecco y empanadas y un Nhoah explicando sus razones de cómo llegó a Buenos Aires y a engancharse con el tango.
Y me captó. Sentí que éste era un tipo que se había metido bajo la superficie de la vida nocturna porteña, había aspirado los aires del tango y había sentido más que entendido, adquirido, inhalado un entendimiento del ánimo tanguero para convertirlo en algo própio.
Después en casa me puse a escuchar a Tangowerk con otros oidos y la verdad que no es tango electrónico. Es música urbana – urbana bien en el sentido de Borges – música berlinesa y porteña. Logró lo que era su intención. Una música que aquí o allá te puede gustar.

E-V: ¿Cómo se te ocurrió el título „Tangowerk“? ¿Por qué se llama así?

Nhoah: De verdad soy un hombre muy intuitivo. El nombre se me ocurrió muy pronto, primero porque la palabra tango me parece muy linda: como se pronuncia, su aspecto y tal como al final también salió en el mismo Tangowerk. Pero segundo lo quise unir con algo muy originalmente alemán. Bueno, de alguna manera salió de la palabra alemana „Werk“ (obra). Pensé en Werkstatt (taller). De ahí llegué a… De algun modo quise algo contundente, algo concreto. Tangowerkstatt (taller de tango) de repente me parecía demasiado… chico, demasiado, demasiado intelectual. Entonces llegó a ser Tangowerk.

E-V: Okay. Entonces por favor contá de nuevo – aunque lo hayas contado ya muchas veces – cómo llegaste a la Argentina, a Buenos Aires.

Nhoah: Entonces… trato de describirlo con otras palabras. Eh… a-s-í-que en ese entonces me había separado recién y… no me iba nada bien. Y entonces un amigo – que desde siempre me había contado que Buenos Aires era su ciudad favorita – me dijo:“¡Veníte! ¡Veníte por acá! ¡Veníte no más!“ Y me puse a hojear unos guías turísticos y pensé:“Diós mío, ¿Es esa mi ciudad ahora? No sé, no sé pues.” Y ése siempre:“¡Veníte ya!“ Así que… bueno.

E-V: ¿Y él vive allá?

Nhoah: Tiene un tío que vive allá. Y entonces me tomé un avión para Buenos Aires. Yo había pensado que llegara al mar. Pero todo estaba tapado por construcciones. En esa época no había casi cafés a la calle, volvieron poco a poco… en los últimos años. Y todos me decían que hubiera parques, pero esos parques… no importa donde estés parado, siempre hay algún rascacielos que todavía ves. Digo, de ninguna manera como acá (en Berlín)… En otras palabras: yo pensé:„Uiuiuiui. Estas serán las 4 semanas más fuertes de mi vida.“

E-V: Entiendo.

Nhoah: Y yo en ese estado malísimo. Y no había nada como yo me lo había imaginado.

E-V: Wow.

Nhoah: Y de repente ya en la primera noche – saliendo con Frederik – mi amigo – salimos al „Million“. Y allá conocimos a un actor puto que estaba tan abierto y tan divertido. Y por supuesto uno guitarrea como si nada que „claro que me gusta el tango“, ¿viste?

E-V: (rie fuerte)

Nhoah: Y entonces ése:“Che, mañana voy a clases de tango. ¿Por qué no te venís? ¿Sabés? Tengo que ensayar para una obra de teatro. Siempre voy allí.“ Y yo:“Claro que voy con vos.“ Y entonces fuimos ya en la segunda noche a la Viruta. Y me quedé aplasmado. Primero… todo el ambiente. …Que 500 personas en un solo lugar quieran aprender a bailar tango.

E-V: Mirá vos.

Nhoah: Para mí fue una experiencia totalmente nueva. Y yo muy directo – muy berlinés lo mío – pensé:“Ahí voy.“ Y como ya te digo, ni entendía castellano ni sabía bailar. Y aún así… medio me manejé bastante bien entre la masa de gente.
Y entonces me entusiasmé allí bailando en esa situación nocturna. Y como todo eso se me vino – digamos – encima tan rápido pensé:“Debe haber más.“

E-V: Claro.

Nhoah:… Y como yo estoy acostumbrado a ese tipo de cosas, esa comunicación urbana: mirar la red… y tal cual me enteré inmediatamente de un par de lugares que quería ir a ver. Y así llegué rapidamente al Club Atlético Fernández Fierro.
Y como en todos los lugares el show nunca empieza antes de la 1, esta vez pensé:“Síí, voy ya a las 12 para mirar un poco.“ Y llego justo para presenciar todavía las útlimas dos canciones que (la Orquésta Típica) Fernández Fierro tocan en vivo. Y el lugar lleno, che. Tocaban en una cabaña de lata. Y el público solamente gente jóven que silbaba como en un recital de rock.

E-V: No me digás.

Nhoah: Y yo:“Wow, qué onda es esta?“,¿viste? Y ahí entendí: Okay, todo lo que uno espera del tango – digamos tradicionalmente – o lo que a uno de alguna manera no le llama la atención tanto positivamente del tango, ¿viste?, de repente sale totalmente diferente…

E-V: Pero ¿vos de entrada estabas en búsqueda de cosas que tenían que ver con el tango?

Nhoah: Nada que ver.

E-V: Okay.

Nhoah: Pero te digo: soy un animal instintivo. A mí me asaltan las cosas interesantes, porque ni las busco. Por ejemplo si vos me tirás en algún lugar de la ciudad – voy izquierda, derecha, izquierda, derecha, sin saber, y al final voy llegando a la fiesta. …Bueno, voy a cumplir 50 ahora. También tiene que ver un poco con experiencia… de vida. (rie)

E-V: Sí. (rie)

Nhoah: Aún así todas las mañanas estaba sentado con una onda tre-men-da con mi café, y otro café y otro café. Y entonces, así, alrededor de las 5 de la tarde mejoraba y entonces empezaba a escuchar a esa música. Y me sorpendía porque empezaba a prestar atención a los textos – traduciendolos – y me daba cuenta:“Che, ¡todos esos están sufriendo de la puta madre!“ Y además: todos tipos. Pero: lloran y aún así no son pajeros. ¿Viste? Y eso me impresionó. Y así lentamente empezó a gustarme.

E-V: Ajá.

Nhoah: Pero al principio aún me faltaba un poco el aspecto „modernoso“.

E-V:¿?

Nhoah: (se queda pensando) Increíblemente ya en ese entonces – obra instintiva – compré de pura casualidad – sin saber qué era – el primer album de Bajofondo. Porque me gustó la tapa del cd. Pero me parecía un poco – ¿cómo decir? – poco agresivo. Tipo música „world-music“. Y pensé:“Che, si se pudiera juntar con mi electrónica…“
Y volví pa´cá para darme cuenta aquí cuánto tan difícil resulta hacer este tipo de música. Ahora sé – lo sean Gotan Project o Bajofondo – por qué necesitan tanto tiempo en producir un album.

E-V: ¿Viste?

Nhoah: Pero todavía pensaba:“Okay, bueno, esos son argentinos y los de Gotan Project viven en París. Pero aquí en Berlín la música es diferente.“

E-V: Entiendo.

Nhoah: Y no quería hacer cualquier cosa, …o sea: mi intención desde ya era ir a Buenos Aires, tal como a Berlín, y sentir en cualquiera de los dos lugares que me gustase esa música. Que sea auténtica en ambas ciudades.

E-V: Entiendo.

Nhoah: Y eso duró bastante. Seguro que tiré un album entero. De verdad. Lo hice.

E-V: No me digás.

Nhoah: Gravé cosas, me fuí a la Argentina, y tenía cita para grabar allá con algunos músicos, pero antes me puse a escuchar mis cosas y me puse a reir:“¿Y esto qué es? ¡Esto no le hace falta a nadie!“
Y dejé de lado todos mis aparatos de grabación y me decía a mí mismo:“Tengo que empezar a componer primero. No tiene sentido.“

E-V: Diós mío.

Nhoah: Estaba radicado demasiado en senderos tradicionales. Empezó a mejorar cuando se me ocurrió:“Ok, tengo que arrancar mis raíces alemanes más originales, así como siempre solía hacer música. Y si sigo ese camino – entonces también alguien en la Argentina llega a decir:“O wow, sí, ¡esto es algo totalmente nuevo!“

E-V: … Y la gente que eligiste – bueno los alemanes seguro que eran contactos que ya tenías de antes. ¿Pero como tomaste contacto con los argentinos?

Nhoah: Bueno, primero pensé muy naivamente:“Los encontraré de alguna manera…“ Pero una ciudad así es gigantesca. Berlín es un pueblo al lado de Buenos Aires. Y entonces iba a los conciertos y miraba a músicos. Por ejemplo los músicos de la Orquesta Típica Fernández Fierro me gustaron mucho de entrada. Y pensé:“Okay, si es con alguien me gustaría trabajar con ellos!“*

*Y finalmente trabajó con algunos músicos de la Fernández Fierro en Tangowerk.

En otra ocasión buscaba una voz. Y en Argentina tienen esas voces de mujeres tan de puta madre así increiblemente graves…

E-V: Sí sé de qué hablás.

Nhoah: Desde el principio las amé. Y tenía una canción – había escrito una canción, sobre alguien a quien le tenía una bronca bárbara. Y en aquel tiempo había escrito ese texto en un solo tiro, en realidad por supuesto lo había escrito en alemán, justo después de aquel encuentro. Y entonces estaba ese texto delante mío y siempre pensaba:“¿Quién podría encargarse de esta puteada para reemplazarme a mí?“ Y entonces pensaba:“¡Qué bárbaro si fuera mujer la que lo hiciera!“

E-V: El tema „Hijo de Puta“.

Nhoah: ¡Claro! Con esa voz, pero necesito una voz así. Entonces en el estudio donde ibamos en Buenos Aires, el cual me habían recomendado de casualidad también.
Había allí una secretaria. En realidad hacía las citas nada más. A mí en realidad solamente me había llamado la atención su voz. Y entonces pensé:“Esa es, ¡la preguntaré!“

E-V: ¿Y?

Nhoah: Y entonces, el día que entramos al estudio y yo la iba a preguntar… no estaba. O estaba enferma o despedida, o … no estaba más. Durante un año la veía todos los días. „¡No es posible!“ pensé.

E-V: (rie)

Nhoah: Y entonces pensé:“¿Y ahora? ¿Qué hago ahora? ¡La concha de la lora!“
Y entonces los pregunté a los asistentes del estudio si conocían a alguien o a algún músico. Más me hubiera gustado por supuesto si aún supiera cantar un poco además. Justo eso no hubiera sabido en el caso de la secretaria. Y me recomendaban a gente y yo la miraba en youtube y entonces de repente uno de ellos decía:“Bueno, en re-a-li-dad tendrías que emplear a Adriana Varela.“ Para mí por supuesto era un nombre cualquiera… Entonces yo:“¿Adriana Varela?“ Y entonces (googleleandola) aparició ella (en youtube) y cantaba una canción y yo escucho la voz y digo:“Sí es ella. ¡Ella lo tiene que hacer!“ Y entonces miraba a la drecha y:“Mirá, hay otro video con ella. Mirá hay cientos de videos. ¡Mierda! ¿Es conocida o qué?“ Y los otros:“¡Sííííí! Sí, Adriana Varela.“ Y yo:“¡Diós mío! Y ¿cómo lo hacemos ahora?… Pero es ella no más.“ Y entonces nos pusimos y le escribimos en castellano. En realidad le describimos en pocas palabras el proyecto nada más. Y entonces llegó igual de rápido una respuesta:“Que se podría juntar de repente.“
Entonces nos fuimos con Mathäus (que habla argentino perfecto por haber estudiado en Buenos Aires) al management y el tipo se mostraba bastante distanciado, porque – mirá – ¡Adriana Varela!:“Lo hizo con Piazzola, lo hizo con Bajofondo,” y pensé:”¿por qué debería ahora justo con vos?“

E-V: Claro.

Nhoah: Y dentro de mí toto eso lo tenía bastante claro. Pero al contrario me dije:“¡No, mi música es tan bárbara!“ Y entonces le explicamos todo al manager y aparentemente no nos ibamos a mover más de allí y entonces de repente el tipo decía:“Che, de casualidad ¿trajeron el texto?“ !!!POR SUPUESTO TRAÍAMOS EL TEXTO!!!

E-V: (rie)

Nhoah: Y  entonces le dí el texto y pensaba:“Madre mía.“ Porque ¿ese texto para una mujer de casi sesenta…? Y entonces el manager de repente se echó a reir y decía:“Ok.“ Que podría hasta imaginarse que estuviera dispuesta a hacerlo. Solamente habría que sacar una frase que llevaba una palabra que era un insulto demasiado fuerte en argentino. “Pero el resto, che, está re fuerte, pero me puedo imaginar que lo haga…“

E-V: ¿Y entonces?

Nhoah: Y entonces de verdad el otro día llamó ella y dijo:“Sí bueno, lo hago.“ Y 3 días después apareció con toda la familia en el estudio. Vino con la hija – quien también es cantante, …su hermano – que aparentemente era su manager… y … em, entonces lo primero que hicieron era mirar todo muy bien para enterarse de mi manera de trabajar. Y tal cual Adriana también me dijo:“Che, criticáme muy duro, decíme bien claro lo que querés de mí. Yo quiero que nos entendamos bien, ¿ves?“

E-V: No me digás.

Nhoah: Y criticar ¿viste? Eso sí es algo que yo sé hacer… (rie fuerte).

E-V: (rie)

Nhoah: Y así tuvimos 3 a 4 horas bár-ba-ras. Y ya con eso teníamos todo empaquetado y yo ni lo podía creer.
Y tengo que admitir que con todos los músicos iba igual. Apenas que yo lograba transmitirles de qué se trataba, de romper fronteras, ir más allá de límites y que también para mí todo gira alrededor de eso, de actuar de una manera fuera de lo común…

E-V: ¿Sí?

Nhoah: …que yo estaba en un momento de inventar, crear algo totalmente nuevo y que esperaba de todos los participantes que lograramos eso juntos y que no se trataba de ninguna manera de simplemente reproducir algo ya existente. Siempre entonces, en esos momentos captaba su interés.
Y si además después de una introducción así cumplís con lo que prometiste, o sea si de verdad pasa lo que vos anunciaste…
Y claro justo los raperos que vienen primero a mirar nada más a ver qué onda, ¿viste? (Hace movimientos de caminata rapera) „Che, ¿qué pasa?“ y entonces:“Todo tranqui man. Antes de que empecemos… tomemos un mate.“

E-V: No me digás. (rie)

Nhoah: Super! …Y entonces antes de trabajar por ejemplo con el Topo lo primero que hice fue explicarle mis mundos textuales y por qué estoy haciendo esto. O sea: qué significancia tiene todo esto en mi vida, por qué la electrónica de Berlín y el tango… y que desde siempre tenía esa conección fuerte con la calle. Y que el tango me rescató de una manera tan ex-tra-ña la cual ni yo entiendo bien. Y entonces esos raperos se super engancharon. Y entonces me super alegré y pensé:“¡Wow!“ Y empezaban a contarme cosas super-interesantes.

E-V: ¿Como qué?

Nhoah: Por ejemplo hay cualquier cantidad de expreciones en el lenguaje rapero que  son comunes en tango también, que el Topo metió en sus textos también después… Entonces yo le dije:“Escucháme: más o menos preparé los textos de todos los demás… pero textos para rap la verdad que no sé escribir…“

E-V: Sí.

Nhoah: „…tenés que hacerlo vos. Pero tiene que tratarse de verdad de ese mundo que yo te expliqué recién. O sea: nada de…“ (cambia la voz y rapea) „necesito una buena mina y un mercedes. (deja de rapear) Boludo así no va.“ ¿viste?

E-V: Claro.

Nhoah: Y además saqué la grande con el Topo porque entre otras cosas está enganchado en cualquier cantidad de cuestiones políticas. Y entonces junto conmigo se super entusiasmó.

E-V: Mirá vos.

Nhoah: Entonces ése volvió una semana más tarde y para cada uno de los 3 temas que habíamos charlado tenía un texto tan cool… Y entonces venía con la próxima cuadrilla.

E-V: (rie)

Nhoah: (se hace el rapero) Se paraban así en el pupitre. Y decían:“Che está todo cool así.“ Y entonces todo iba así relajado y todos se daban cuenta:“Che, a pesar de que tenga que ver con tango y electrónica, aún así yo puedo andar en la mía, o sea seguier mi cuestión rapera sin ningún problema.“

E-V: Entiendo.

Nhoah: Y me alegré muchísimo y también cuando fuí hace medio año por la navidad a Buenos Aires y le hice escuchar al topo y su gente por primera vez los temas masterizados.

E-V: Okay.

Nhoah: Y él como siempre hizo asado. Ya sé que eso de por si es habitual en la Argentina pero más todavía entre los raperos.

E-V: No sabía.

Nhoah: Sin asado no se puede. Si la gente se junta ahí nomás se enciende la leña.

E-V: Ajá.

Nhoah: Entonces pusimos un tocacassettes de esos grandes tipo guetoblaster y estaban todos sus amigos y sus amigas y entonces pusimos „tanto“ y yo sé qué es lo que Chino (de la Orquesta Típica Fernández Fierro) canta en el estribillo… Y se quedaron boquiabiertos todos. ¡Les EN-CAN-TÓ!

E-V: Y los alemanes ¿cómo los elijiste? ¿Más bien por que los conocías ya de antes?

Nhoah: Todas las canciones en el album cumplen con una función especial. En algun momento vamos a mostrar una historia continua y entonces en realidad yo andaba buscando a los tipos de cantantes que podían interpretar estas canciones de manera creible. O sea, una canción donde un hombre – digamos – se acuerda de su vida y se pregunta si ha hecho todo bien y si ahora no habrá llegado el momento para comportarse mal alguna vez. Porque sino – de repente le hace falta algo en la vida. Una canción así solamente puede cantar un hombre grande… con experiencia.

E-V: Obvio.

Nhoah: Por ejemplo Louie Austen: hace 2, 3 años se había enterado de que yo estaba trabajando en un proyecto y entonces siempre me decía:“¿Tenés una canción para mí? ¿No tenés una canción para mí?“ Y en ese entonces ya estaba dando vueltas en mi cabeza y entonces le decía:“Creo que tengo una canción para vos. Pero fijáte: no podés hacerte el galán fulminante. Yo quiero que seas un hombre viejo y en realidad que seas un hombre quebrado y que cantés que quizás tengás que enfrentarla (vida) una vez más. Y entonces Louie (actua como si fuera Louie asustandose).

E-V: (rie)

Nhaoh: Pero entonces se super enganchó con el tema. Y yo creo – en  realidad – canta lo que de verdad le pasó en su vida. Por un lado es un tipo super glamuroso y es un animador fulminante. Pero por el otro lado en su vida también había cosas no tan estrechas. Así que en realidad él lleva dentro de si esa melancolía profunda del tango pero a la vez se siente obligado a parecer siempre el animador brillante. Así que para esa canción (one more kiss) era la persona perfecta.

E-V: Sí.

Nhoah: Y yo estoy en contacto permanente con Louie y estamos hablando mucho sobre eso.

También „Si te puedo ser fiel/tuyo soy“ es algo como la pieza principal en todo el album. Porque cuenta un montón de mi situación en la que estaba yo en ese entonces. De mi separación de esa mujer. En realidad yo me hacía la pregunta: ¿en qué sentido me puedo ser fiel a mí mismo? ¿Hasta qué punto en realidad puedo estar con alguien? ¿Cuánto tiempo se puede estar conectado con algo sin mentirse a uno mismo? ¿Y qué tal si empezás una relación que deja tanta libertad hasta un punto que quizás no te atrevés más a preguntarle al otro? Qué sé yo. Había muchos momentos cuando me ponía a pensar sobre esas cosas.

E-V: Sí.

Nhoah: Y entonces pensaba:“Diós mío. Si lo hacemos ahora en alemán, ¿sí?, demasiado serio… Diós mío… Me da cosa… Con el idioma alemán… Porque no quiero que todo eso parezca demasiado serio…

E-V: Entiendo.

Nhoah: Y conozco ese tipo Olaf de los (Berlin) Comedian Harmonists. Y entonces yo decía:“Bien, ok, si estos ahora interpretan a mi texto, entonces creo, que puedo transmitir el contenido más autenticamente a que si lo trato de hacer de una manera demasiado seria.“

E-V: Sí, entiendo.

Nhoah: Y entonces los tenía acá y les decía:“Che, aquí tienen el texto, escuchen esta canción bárbara. Me encantaría que lo cantaran en alemán. Aquí tengan el texto alemán.“ Y ellos así:“pfffff… Nosotros trabajamos solamente con partituras.“

E-V: (rie)

Nhoah: O sea, quedó claro: Teníamos que anotar todo. Y entonces Paul Hankinson – un músico bárbaro que también tiene un album maravilloso bajo el pseudónimo Montmorensy – ese hizo el arreglo de voces para mí. Y entonces les mandamos la canción de nuevo pero esta vez con las notas. Y dos horas después el primero llamó:“¡Qué canción más bárbara!“ Y eso me sorpendió también que por la partitura podás ver ahí no más si una canción es buena o no.

E-V: Claro.

Nhoah: Y entonces nos encontramos una semana más tarde en el teatro „Kommödie am Kurfürstendamm“ y ensayamos solamente 3 horas. Esas cosas me gustan.

E-V: Entiendo.

Nhoah: Y de repente todo ese mensaje con tanta profundidad, tanto peso, venía con un aire irónico, que entonces lo puedo aceptar mucho más fácil. E inmediatamente ahí mismo hicimos el video…
Y yo les oculté que iba a meter algo electrónico también. Pero ellos me dijeron:“Bueno en realidad ya lo habíamos esperado.“ (rie)

E-V: (rie)

Nhoah: Entonces me fuí con esa canción electrónica a Londres y me encontré con Mark Jones, el jefe del sello Wall of Sound y esos ingleses, que tienen un tiempo de atención que dura 3 minutos máximo nada más. Y entonces le expliqué todo el proyecto y cuando sonó la canción de los Comedian Harmonists se super despertó. Los ingleses, che, se super chupan los dedos por cuestiones así. Aunque no entiendan las letras y todo eso… Pero todos, todos, de verdad todos los ingleses quedaron encantadísimos con esta canción. ¡Qué barbaridad! Vamos a hacer algun plan de promoción especialmente para Inglaterra…

E-V: Super, la verdad… Ahora al final quisiera saber de vos ¿qué es lo que para vos significa el tango? O sea: si trataras de definir el tango… no musicalmente… sino, bueno, desde un punto de vista más bien de lo vivido, del ánimo, de la idea: ¿qué es el tango?

Nhoah: Bueno, tango es, a pesar de que aparezca tan exacto y cuando lo tocás requiere de vos altas habilidades artísticas, pero a pesar de todo eso para mí signifaca mucha calle. Tango es sucio, tiene las letras más drásticas y más directas que yo conozco. Y conlleva una melancolía tan fuerte pero que me da fuerza a la vez. Y eso para mí es una sorpresa tan grande. O sea es melancolía pero sin triste.

E-V: Qué bárbaro.

Nhoah: Me refuerza de verdad. Y escucho tango ahora bastante a menudo. Hay una radio en internet que se llama „2×4“ que me gusta. Y además lo escucho antes de salir (de joda).

E-V: Mirá vos… En Zeit-online había una reseña de Tangowerk donde trataron de comprobar la autenticidad de Tangowerk (si de verdad era tango) a través de tres bailarines de tango que ni siquiera eran argentinos (dos alemanas y un tano).

Nhoah: Sísísí. Leí lo que vos escribiste (en los comentarios). Estuviste muy cool. (rie)

E-V: (rie)

Nhoah: No de verdad.

E-V: Bueno, yo pensé:„¿Qué es eso?“

Nhoah: Bueno… ¿viste? Yo.. no soy alguien que… digamos… critica una crítica después.

E-V: Obvio.

Nhoah: Yo al principio lo encontré entretenido. Pero obviamente tampoco me parece el acercamiento más inspirado.  Me gustó que las discusiones fueran contrarias y que al final se llegara a un punto donde decir:”Bueno, interesante.” Pero la verdad lo que vos escribiste me pareció lo más interesante de la discussion. Y el comentario después del tuyo donde ese Volker Marschau puso esa cita bárbara de Gustav Mahler, ¿viste?

E-V: Ah sí me acuerdo.

Nhoah: Un genio:“Tradición no es la adoración de la ceniza sino la transmisión de la llama.“ Yeah Gustav Mahler!

E-V: Che grácias Nhoah.

Nhoa: Te agradezco a vos.

NHOAH1

Dirk @ September 5, 2011

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>