No Comments

Udo Lindenberg hace MTV-unplugged: una leyenda forma parte de otra leyenda

.Conciertos, .Reseñas, .TV, .música, Erich Honecker, Frida Gold, Inga Humpe, Jan Delay, Jennifer Rostock, Kitty, Daisy & Lewis, Kurt Cobain, MTV unplugged, Max Herre, Nina Hagen, Nirvana, Ozzy Osbourne, Stefan Raab, Udo Lindenberg, autor: Dirk, me gustó Comments (0)

Udo Lindenberg es algo como el Ozzy Osbourne alemán. No tanto por la música. En realidad nada que ver con la música. Tampoco por la familia. En realidad ni tiene familia. Pero por la edad y la manera de ser. Ambos tienen un pasado un tanto movidito por drogas y por eso también ambos actualmente mueven partes de su cuerpo un tanto llamativamente demás. Ambos en su ambiente musical son algo como leyendas. Ozzy en el ámbito de hardrock y Udo en la sección de rock y pop alemán.

Leyenda tanto como el formato de TV/concierto/gravación de música en vivo “MTV unplugged“. Desde mi punto de vista uno puede opinar sobre MTV como empresa lo que quiera… el concepto “MTV unplugged” de todas formas es una idea bárbara. Un montón de músicos conocidos en diferentes países ya forman parte de la cadena de episódios donde sus respectivos instrumentos eléctricos y/o electrónicos literalmente son desenchufados y reemplazados por instrumentos acústicos y su música de esta manera es interpretada de otra manera totalmente diferente de como es conocida normalmente. Y más gusto da escucharlos si la diferencia es más grande que en otros casos. Uno de los cociertos más famosos seguro que es el de Nirvana que además fue una de las ultimas gravaciones de Kurt Cobain antes de su muerte y que fue públicado aún después.

En Alemania la cantidad de bandas o músicos/músicas que fueron seleccionados es bastante razonable: 8 en total hasta ahora. Y finalmente Udo Lindenberg forma parte de la leyenda.

Udo Lindenberg se hizo conocido en los ´70 como uno de los primeros en Alemania que hacía música rock y cantaba en alemán. Tenía (tiene) una manera de describir situaciones cotidianas de una manera muy sensible y directo en sus canciones que a la vez son escritas en un lenguaje poco formal pero no obsceno. Además, a pesar de ser conocido por transmitir mensajes socio-políticos a través de su música, es más bien él como persona pública que se compromete con acciones o campañas políticas como por ejemplo “rock en contra del derechismo”.

En los 80 una acción muy llamativa fue su enganche con tratar de convencer al gobierno de Alemania comunista de dejarlo tocar en vivo en el estado dictatorio. Cuando le dijeron que no gravó una canción “Sonderzug nach Pankow” (el tren especial a Pankow) donde se sube al tren en dirección a Pankow – barrio de Berlín-Este donde el “gobierno” tenía tierras e inmobiliarias de lujo al que el pueblo normal no tenía acceso. En las letras se dirige directamente y con ironía y poco respeto a Erich Honecker – jefe del “gobierno” de entonces – y cantaba que porfa lo dejara cantar: si todos los cuarteteros boludos los dejan tocar pero a él un rockero honesto de verdad no lo aceptan – eso es incomprensible.

Yo no era nunca muy fan de él. En una época tenía una amiga que lo respetaba y me gravó una vez un cassette con canciones de él. La verdad me gustó pero nada más. Siempre respetaba que era un tipo bastante cool que vivía desde hace tiempos en una suite del Hotel Atlantic en Hamburgo – siendo que está conectado fuertemente sentimentalmente con esa ciudad porteña alemana a pesar de que no nació en ella sino en Westfalia (como yo). Y como yo era medio fan de Nina Hagen (más de ella como persona y no tanto de la música) y él llevaba algo como una amistad con ella por supuesto sabía quién es y qué hacía.

¡Y además de muchas otras cosas es un entertainer de la puta madre!

Volvió al escenario público – por lo menos en mi persepción de la realidad – junto con la inclinación de Jan Delay hacia el soul y el funk en la primera mitad de los ´00 quien entonces habló de que uno de sus ídolos de siempre había sido Lindenberg. Finalmente Delay trabajó con Lindenberg en su album “Stark wie zwei” (fuerte como dos personas) que fue algo como un disco “come back” de Lindenberg.

El mensaje de que iba a formar parte de MTV unplugged y que lo gravaran en el mismo Hotel Atlantic – residencia de Udo – para mí tenía sentido. Obviamente Jan Delay está presente – no solamente como amigo sino como representantes de Hamburgo los dos. Otros cantantes entran con mucho menos razón – según yo – como Max Herre, Jennifer Rostock, Frida Gold o Kitty, Daisy & Lewis y parecen más bien decisiones de marketing. Aún así todas las canciones cantadas en dueto técnicamente suenan bárbaras y desde el lado musical la crítica no puede ser negativa.

También hay un montón de gente que sí fueron (más o menos) viejos/viejas compañeras de Udo (como Inga Humpe) en su larga trayectoria por el mundo musical alemán. Así también mirar el dvd contribuye al conocimiento de historia musical alemana.

Lo único que no me gustó demasiado fue la participación de Stefan Raab como baterista en „Johnny Controlletti“ y „Honky Tonk Show“. Técnicamente – como siempre – Raab toca bien. Pero no lo soporto ni a él ni a su sonrisa muy autoconfiada por haber sido invitado a participar.

Así que de verdad: si Udo Lindenberg hace MTV-unplugged: ¡una leyenda forma parte de otra leyenda!

Dirk @ November 9, 2011

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>