4 Comments

  1. wax September 3, 2012 @ 9:12 pm

    ¡buen articulo, man, me transportó de lleno al sitio! Y pude sentirlo, pasarla bien y compartir – o no – impresiones. Abrazo!

  2. Bongo September 6, 2012 @ 8:56 am

    acabo de leerlo. Ta muy original la redacción…parece un relato telenovelesco…

  3. Fat Freddy´s Drop en vivo @ Astra Kulturhaus: ¡prohibido sacar fotos! | ENTRE-VISTA September 6, 2012 @ 9:21 am

    [...] dije que estaba lleno. Y además nunca viví un auditorio tan entusiasmado como en este recital. O casi nunca. Apenas que tocaban alguna nota para que el público reconociera la canción que iban a tocar, [...]

  4. Finalmente ¡La “entre-lista” de la mejor música de 2012! | ENTRE-VISTA January 17, 2013 @ 2:58 pm

    [...] Calle 13 en [...]

¡El Pueblo Unido Jamás Será Vencido! – Calle 13 en Berlín

.Conciertos, Calle 13, DJ Bongo, Juanes, Lila Downs, Mercedes Sosa, Oasis, Susana Baca, Totó La Momposina, Trio, autor: Dirk, genial Comments (4)

La experiencia me enseñó que la cuestión de invitar a gente a conciertos resulta ser casi siempre un poco difícil. Primero porque la mayoría de la gente es media conservadora en cuanto a sus preferiencias musicales. Conviene que el género musical presentado sea por lo menos dentro del área conocido – quizás hasta querido – y preferiblemente preferido de la persona invitada. Uno pensaría: “Ya que es una invitación…” pero no.

Segundo porque de una manera – para mí difícil de entender racionalmente – yo mismo al invitar a alguien inmediatamente me convierto en embajador oficial de la banda en cuestión delante de la persona invitada y por lo tanto cada vez me siento (un poco) responsable por gustarle la música/el concierto/el grupo arriba del escenario. A pesar de que de repente ni yo sea muy fan o hasta poco conocedor de la música. Una pensaría:”Ya que es una invitación…” pero no.

Y entonces para evitar ese tipo de cosas yo – antes de invitar a alguien – me pongo a pensar si la persona cumple con el primero de los casos descriptos arriba o no. Por que por supuesto hay también personas – como yo (aunque ni pondría mis manos en el fuego tampoco si fuera al revés y me invitaran a mí…) – que están abiertas a cualquier tipo de música en general.

En cuanto al concierto de Calle 13 del 15 de agosto pasado en realidad todo empezó bien, después se puso un poco despelotado ¡para salir bárbaro al final!.

Le regalamos una entrada a una amiga peruana que me había hecho conocer a la banda de Puerto Rico. Con ella obviamente todo bien por ser fanática. Yo antes no les había dado mucha bola por ser asociados a la categoría “reggaeton” – ya que el género no me gusta demasiado, ni el ritmo, ni el baile, ni los textos. Demasiado sexista, demasiado cursi, demasiado irrelevante. De repente en la casa de Vilma, conversando en la cocina, se escuchaba rap en castellano desde el living con muy buena instrumentación y – según lo que se entendía – buenos textos también. Nunca hubiera pensado que eso fuera Calle 13: ¿qué reggaeton?.

Como resultado fuí directo a llevarmelo a mi casa para copiarlo y a investigar sobre ellos. Me enteré por ejemplo – ya que soy fanático de buenos nombres de bandas – de que los dos integrantes principales René Pérez Joglar y Eduardo José Cabra Martínez son hermanastros que se conocieron con 2 años por el casamiento de la madre de René con el padre de Eduardo y que después de la separación de sus respectivos padres se seguían viendo por lo menos una vez por semana en la casa de René en la calle 13 (¡sic!). Como la calle estaba ubicada en una zona cercada – donde en la entrada había guardias – al llegar Eduardo tenía que decir si vivía allí o si visitaba a algien. De ahí los nombres artísticos de los dos: Residente (René) y Visitante (Eduardo).

Y algo raro acerca de la música que hacen es que – a pesar de ser reggaeton – tienen sobre todo canciones con contenidos políticos. Me encantó.

Calle 13 en Berlín from Entre Vista on Vimeo.

La segunda entrada le iba a dar a Diego que – a pesar de que decía que no le gustaran mucho – iba a escribir sobre el concierto por el amor al periodismo… En el último momento – el día del concierto – me manda un sms diciendo que no puede. Bué. Entonces llamé a medio mundo a preguntar quién quería venir. Pero marcando los números de la gente mi cerebro formulaba preguntas tipo: ¿le gusta el rap? ¿entiende castellano? ¿le gusta la música latina? ¿le gusta el rap latino? A muchos amigos no los quería confrontar con este tipo de preguntas. Al final le mandé un sms a un amigo alemán que nos conocimos por ser el padre de una ex-compañera del colegio de mi hijastro. Hace medio año fuimos a un desayuno en su casa y ahí nomás nos pusimos a charlar sobre música él y yo. Buena base para una amistad conmigo. No entiende castellano, no es muy amigo de la música latina pero gran amante del rap old school.

Oficialmente iba a empezar a las 20hs así que había quedado con Vilma a las 19:30 en la vereda delante de la entrada al Huxley´s para entrar tranquilos. Pero cuando llegué había una cantidad de gente de la san puta. Me caí directamente de culo. Ni en el recital de Juanes hubo tanta gente ni me hubiera imaginado que para una banda de hiphop la comunidad latina entera de Berlín se transladara a Neukölln para verlos en vivo (además con precios de entrada de 30 y pico de euros). Me había imaginado más bien algo en la categoría del último concierto de Lila Downs que se hizo en el mismo lugar. Había unos hijos de puta que se hacían los que buscaban entradas para vernderlos después por precios más caros. Como el gordo de la entrada no nos dejó adelantarnos a pesar de estar en la lista de invitados nos fuimos a la Herrmannplatz – ya que yo todavía ni había comido. Volvimos 20 minutos más tarde para entrar directo sin problemas. Volker llegó a las 8 y nos juntamos adentro para asombrarnos primero sobre todo por la atmósfera que ya había adentro:

Estaba lleno. Agotado decían. Todos latinos (o por lo menos hispanos). Quizás un 10 por ciento de alemanes. Creo que fue la primera vez que ví el Huxley´s agotado. Creo que ni con Oasis en los 90. Y era una sola fiesta latina. Había cualquier cantidad de banderas de Colombia, de Uruguay, de Venezuela, de Perú, gente con camisetas de la selección argentina, gente que llevaba carteles en forma de burbuja de comics que decían “¡A Fuego!” Y todos festejando. Mi amigo Hebert estaba encargado como dj y el volumen de la música estaba demasiado fuerte para nuestro gusto. Pero la música que ponía obviamente muy bueno. La versión de “Da,da,da” de Trio que mezcló con ritmo latino me encantó. Nos fuimos a la parte de arriba desde donde se puede ver muy bien – ya que Vilma y yo no somos muy altos. Y ahí no más empezaron. Vistiante in the house (teclados, bajo, acordeón, coordinación musical), Residente in the house (voz), y supongo que la hermana de ambos, PG-13, era la cantante. La composición de la banda era la una banda clásica de latin rock, guitarra eléctrica, percusionista, baterista, vientistas.

La música bárbara. El sonido más o menos. O sea: del canto no se entendía demasiado si uno no sabía qué estaban cantando. Volker lamentaba un poco que del rapeo se escuchaba solamente siempre lo mismo (al no entender ni castellano): simpre unos gritos rítmicos. Pero eso para la mayoría del público de por sí no parecía ser un problema demasiado grande.

Es más: el público muchas veces cantaba más fuerte que Residente y PG-13 juntos. Los dos gordos detrás de nosotros parecían saberse todas las letras enteras así que bastaba con dar la vuelta y leerles los labios. Porque esuchar escuchar sus voces tampoco se podía por el ruido entero de esa masa humana presente en la sala.

Pocas veces sentí una unidad de los latinos en Alemania tan fuerte como en ese recital. Seguro que parte de eso se debe al hecho que en sus textos muchas veces llaman a la solidaridad de toda América Latina y sus colaboraciones con grandes voces del “folclore” latinoamericano (como p.e. la Mecha Sosa, Susana Baca o Totó La Momposina) hayan contribuido a ese fenómeno.

Nos encantó a los tres. A Volker un poco menos, a Vilma un poco más. De todas formas estoy contento de haber estado justo en este recital. ¡El Pueblo Unido Jamás Será Vencido!

Dirk @ August 24, 2012

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>