5 Comments

  1. IN-EDIT 2012 – festival de películas documentales sobre música por segunda vez en Berlín | ENTRE-VISTA October 30, 2012 @ 10:59 am

    [...] encima tienen que ver algo con España y/o Latinoamérica: recientemente la tercera edición “LAKino“, la semana que viene el “Spanisches [...]

  2. Martín Capatinta November 1, 2012 @ 1:18 pm

    Estimado Dirk

    Con esta pequeña nota quería agradecerle personalmente su apoyo en la difusión de Lakino 2012, leí su nota y me pareció bastante interesante por la diversidad de comentarios y criticas sinceras a los cortometrajes y a la organización del festival. Sobre el primer punto he re-enviado sus notas a los directores interesados y sobre el segundo me toca responder a mí, el cual le hubiera respondido brevemente sus inquietudes si hubiera tenido una pequeña ENTRE-VISTA

    Sobre su acreditación de prensa: usted menciono que Lakino recibe menos fondos que otros festivales; quería comentarle que nosotros no recibimos ningún tipo de fondo y partiendo de esta aclaración quería comentarle que nosotros cubrimos el alquiler bastante elevado del cine Babylon, los premios y demás gastos publicitarios con los tickets vendidos, en las dos primeras ediciones nunca llegamos a cubrirlos y aun así decidí regalar entradas a prensa y sortear entradas a sabiendas que en otros festivales grandes con fondos y otros con menos siempre hay un FEE por la acreditación (ejem: interfilm, berlinale, etc). Aun así pensamos que la entrada es bastante económica (casi el mismo importe de 2 cervezas en un bar)

    Sobre el problema del inglés: somos consientes que nuestro inglés es básico y que debemos mejorarlo en las futuras ediciones encontrando amigos anglosajones y que debamos tener otra persona que traduzca al alemán simultáneamente para los hispano/portugués parlantes que ya vivimos aquí. Aun así queremos remarcar la importancia de hablarlo al margen de la internacionalidad de Berlín y por ese sin numero de nacionalidades siempre encontramos personas como las 3 chicas tailandesas que vinieron con una amiga alemana y agradecieron que las películas estén subtituladas y haber entendido alguna que otra broma con ingles mal hablado. Y solo para su información Latinoamérica incluye también a los casi 200 millones de brasileños. Iberoamérica incluye a los países de la península ibérica los cuales ya tienen bastante promoción de su cine a través de políticas europeas.

    Desde ya le agradecemos su apoyo y lo esperamos en las proyecciones mensuales: Lakishots

    Martin Capatinta

  3. Dirk November 1, 2012 @ 1:24 pm

    Estimado Martín,

    gracias por la extensa reacción al artículo sobre el festival LAKino en entre-vista.de.

    Desde ya yo honoro altamente el trabajo que están haciendo con el festival y disfruté mucho poder ver todas las películas que ví y escribir sobre ellas. Aún así quisiera aclarar mi punto de vista sobre los dos aspectos que critico en el artículo.

    Lo de la acreditación:
    Desde mi punto de vista profesional (que no estoy involucrado en la organización del festival) no importa si reciben poco o nada de apoyo económico. Como persona privada yo me puedo declarar solidario con el festival pero como periodista me importa más bien cómo son las comodidades para poder hacer bien mi trabajo. Y eso sobre todo es cuestión de comunicación. Y si deciden cómo es y lo anuncian antes – todo bien y sobre todo: todo claro (yo me enteré de la política de las tres entradas el día de la apertura).

    Comparar LAKino con la Berlinale (interfilm no conozco) me parece ariesgado. Porque ahí yo no pago para poder ver las películas si no por el labor administrativo que incluye toda la oferta para la prensa.

    Además en cuánto al número de tickets: yo no necesito poder ver todas las películas del festival (ni hubiera tenido el tiempo). En el festival 11mm 2012 quizás fuí a una función más que en LAKino pero la libertad de poder eligir la función a la cual quería asistir estaba en mis manos. Si yo llegaba tarde y no había más tickets era culpa mía (eso sí es igual a la Berlinale). Ahora en el caso del “Spanisches Filmfest” tuvimos que elegir 6 funciones antes de que empieze el festival. También una posibilidad.

    Lo del inglés: yo no quise ofender a nadie. Solamente noté frustración entre los autores de las películas por no poder hacerse entender tanto como hubieran querido y entre el público por no entender bien.Yo no critico el inglés de nadie y que los subtítulos estén en inglés me parece bien. Pero si uds. los organizadores – según el concepto – decidieron que los dos idiomas – castellano y brasilero – estén en el mismo festival también se tienen que ocupar de que haya gente (mejor traductores) – que sepan ambas lenguas. Ahí es falta del concepto.

    Yo critico la falta de necesidad de hablar todo el tiempo en inglés y aún hacerlo. Yo critico que a través de preferir inglés – por sobre castellano o brasilero – uds. tratan mal a los que no hablan (poco o nada) inglés. En el público la mayoría sí entendía castellano – también los alemanes.

    Espero haber podido explicar mi punto de vista un poco mejor.

    Nosotros también esperamos poder apoyar al festival el año que viene de nuevo y quedamos muy atentamente

    Dirk Rüger

  4. Carmen Zedler » Blog Archive » @BETREFF: Medienpartnerschaft & Festivalmarathon mit Entre-Vista November 1, 2012 @ 1:36 pm

    [...] von Entre-Vista freuen uns, Spanien und sein erstes Musikfilmfestival in Berlin vom 6.- 11.11.2012 medial [...]

  5. España también existe – 1° festival de cine español en Berlín “Spanisches Filmfest 2012” | ENTRE-VISTA November 16, 2012 @ 4:51 pm

    [...] para de ahí partir a tratar de engachar sponsores y apoyadores. Por supuesto en comparación con LAKino para un festival intercalado en el contexto europeo por ahí es más fácil de conseguir fondos de [...]

¿Do you know LAKino? – Festival de cortometrajes latinoamericanos en Berlín 2012

.cine, .festivales, Barney Elliot, Bruno Bini, Camila Luna, Carlos Nader, Edmundo Torres, Iván Gaona, José Carlos Donayre Guerrero, Kathrin Frank, Kiro Russo, Manuel Abramovich, Martín Capatinta, Mileidy Orozco Domicó, Pablo Delgado, Pancho Ortega, Pedro Almodóvar, Pio Zamuner, Rafael Lessa, Robert Altman, Sabrina Campos, Sebastián Quintanilla, Simon Paetau, Thiago Mendonça, autor: Dirk, me gustó Comments (5)

Do You Know Lakino? from Lakino Berlin on Vimeo.

Es la tercera vez que organizaron el festival de cortometrajes latinoamericanos en Berlín “LAKino” y la primera vez que fuí. Las otras veces no me acuerdo bien por qué no me llamó tanto la atención. Quizás porque antes del festival de cortometrajes sobre fútbol “11mm” no me interesaban mucho los cortometrajes. Pero ahí me enganché.

Hoy día cada vez es más fácil enterarse de esas cosas con las redes sociales, así que por no sé dónde llegué a la página de LAKino y me acredité. Además hicimos – como se habrán dado cuenta – bastante propaganda para LAKino 2012.

Desde ya me parece espléndido que haya una cosa así en una ciudad donde cada vez más me parece que todos hablen castellano.

Llegó el día de la inauguración y fuimos con mi mujer a la apertura en el cine Babylon Mitte (mismo lugar de “11mm”) para enfilarnos para la lista de invitatos. Yo venía de la feria “Bar Convent 2012” ya bastante cansado y un poco alcoholizado y encima hubo un pequeño malentendido que no estaríamos en la lista pero que se pudo solucionar bien después.

A pesar de que tuvimos que esperar bastante en el estante de prensa (no se encontraban los tickets ganados de una pareje delante de nosotros) finalmente pudimos entrar y todavía conquistar dos lugares en el balcón de arriba – pasando rápido por la exposición de máscaras de Edmundo Torres. Empezó con un discurso de apertura de Martín Capatinta ¡en inglés! (¿?).

La función empezó con la película brasilera “Tela” de Carlos Nader que a mi mujer le encantó – a mi un poco menos – y que ganó el primer premio de los cortometrajes al final.

Hace referencia a una época cuando antes de cada película larga en los cines de Brasil era obligatorio – ¡por ley! – que mostraran una corta también. Y entonces un cinematógrafo especial – que no me acuerdo del nombre pero a quien no le gustaba esa obligación – por ahí mostraba una película que se llamaba “hell” o algo así, mostrando un público mirando la pantalla de cine. El panteo que presenta “Tela” es muy bueno, la actuación también, un círculo vicioso entre sueño, realidad y proyección, un verdadero infierno.

Después vino “Mila Caos” – una película del director colombiano-alemán Simon Paetau hecha en Cuba – sobre un cantante travesti jóven que sueña con que su madre una vez vaya a verlo en vivo. Estaba muy bien actuada y filmada pero para mi gusto una historia media ya conocida.

Una de las dos películas que me gustaron más a mi fue la argentina “Salón Royale” de Sabrina Campos. Mi mujer decía que era porque era argentina pero yo digo que no es por eso. Cuenta la historia de tres chicas en Buenos Aires que van a una fiesta en el auto de una de las tres y durante el viaje charlando – muy porteñas – tocan el tema que el ex-novio de una “parece” que va también a la fiesta. Entonces la conversación gira todo el tiempo alrededor de ese tema – si va o no va. Si la que lo dijo estuviera segura que de verdad el tipo fuera. Después de llegar al lugar de la fiesta la película salta al momento que las tres se encuentran de nuevo en el coche y conversan sobre la fiesta y la nueva novia del ex-novio – que por supuesto estuvo en la fiesta – y la ex-novia tratando de mantenerse tranquila o más bien tratando el tema como que no le importara pero en realidad descalificando la nueva pareja todo el tiempo. Es muy graciosa.

Desde el punto de vista artístico no es la película cuyo enfoque está en grandes imagenes o cortes raros y grandiosos. Todo el tiempo se ve las chicas en el auto nada más. Pero como leí en una entrevista con el director de “Mila Caos” Simon Paetau:”Lo importante para mí es sentir que una película transmite una necesidad urgente, que tiene algo que contar urgentemente. No hace falta si quiera que me guste formalmente, estéticamente, ni de forma narrativa. El contenido para mí es lo más importante. La manera cómo está contada la película tiene que surgir de la búsqueda personal del director o de la directora de la película. La mayoría de las películas de las facultades cinematográficas hoy en día son formalmente perfectas pero muchas veces insignificantes. La perfección es aburrida.”

La que vino después – “Los Retratos” – trata de una pareja de viejitos que viven en el campo colombiano y cómo una cámara polaroid les cambia la vida diaria. Era de ese tipo de películas que son tan dulces que ganan al público ya por eso. La historia es linda, los personajes (que en realidad son los mismos actores por ser laicos) super dulces. La sorpresa cuando descubren qué es lo que se ganó la viejita en el mercado de la ciudad – habiendo gastado el dinero en un bono en realidad para ganarse una gallina en una rifa y salió un aparato modernoso. El director Iván Gaona contó después que los actores no captaron el significado de qué estaban haciendo o que ellos de verdad estuvieron en una película – ni siquiera después de terminar la película y tener una copia en la mano.

Seguía la película peruana “Último recurso” del director yanqui Barney Elliot sobre una mujer embarazada de clase media que es asaltado por un tipo que después tiene que decidirse si le ayuda a su víctima o si se fija más bien en su própia seguridad. Muy densa. Muy buena también.

La última de la noche era otra vez brasilera “Depois da queda” (después de la caída) y era la otra que más me gustó de ese día. Era más bien una película larga resumida en un cortometraje pero manteniendo el suspenso, la acción y – por lo menos mi – entretenimiento. Era de ese tipo Robert Altmann, tipo “Lola corre“, donde hay diferentes historias que al final se anudan para tener una sola salida. Muy bien contada.

Como la acreditación de prensa consistía solamente en tres tickets – o sea la posibilidad de ver tres funciones – tuve que pensar muy bien qué ir a ver después de haber gastado una ya en la primera noche. Decidí ir el sabado a ver dos funciones seguidas: primero una de documentales y después una de cortometrajes ficcionales.

La primera película documental fue la que más me gustó de toda la noche y que también ganó el premio de documentales del festival: “Mu drua” (mi tierra) de la directora colombiana Mileidy Orozco Domicó – a su vez indígena de una comunidad embera. Ella muestra la comunidad de la cual ella se tuvo que ir con 5 años cuando su familia se mudó por la inseguridad que sufrían entre militares y paramilitares a Medellín. Vuelve adulta ya siendo estudiante de la carrera de comunicación donde en un semestre tienen que hacer la tarea de producir una documentación.

La película – contada desde el punto de vista muy íntimo de la directora en forma de un monólogo dirigido a su difunto abuelo – muestra su vuelta a su pueblo natal donde enfoca los quehaceres diarios, las costumbres y la relación con la tierra y la naturaleza muy especial de los embera. A pesar de que la voz de fondo usa el idioma embera – y los que no lo entiendemos solamente nos enterabamos de qué estaba hablando por los subtítulos en inglés – era muy impresionante y poética la forma de hablar y que se unía con los pasos lentos de la protagonista (la directora) y su contacto con su entorno, la naturaleza, las personas y los animales de su comunidad. Me encantó y parece que no soy el único.

La segunda película no me gustó para nada: “Pia Mater” de México. Es contado un día en la vida de una anciana cuidada por otra mujer más jóven. El sonido era tan malo que solo uno se enteraba de lo que hablaban a través de los subtítulos y la filmación y la acción para mi gusto demasiado aburrida.

La brasilera “Piove, il film di Pio” es un homenaje al director y camarógrafo italiano-brasilero Pio Zamuner. Me encantó la manera cómo está hecha: que muestra todo el tiempo las escenas que en realidad se supondría que no eran para la película porque el ya viejo Pio le da todo el tiempo consejos o hasta ordenes sobre cómo hay que hacer qué en la escena que están por filmar, cortar aquí, enfocar allá, etc. Después en las escenas que supuestamente habían filmado para sí entrar en la película superponen recortes de películas de Zamuner sobre la calle por donde él está caminando creando así una referencia al pasado visible que crea una atmósfera muy especial junto con las anécdotas que cuenta él. Aún así creo que uno/a gozaría de “il film di Pio” más sin la falta de conocimiento de la importancia, la obra y la persona de Pio Zamunder.

La siguiente – “Juku” del director Kiro Russo – sobre unos mineros bolivianos me pareció demasiado prestigiosa. Pero la última – “Los últimos días” del director peruano José Carlos Donayre Guerrero me encantó de nuevo. La película técnicamente de repente parece hecha más bien a mano – por lo menos yo por ahí me quedé sin saber si era a propósito o no: en blanco y negro, muy oscura, a veces el sonido se cortaba. La historia es simple. El director peruano que estudia en la Universidad de Cine en Buenos Aires recibe la mala noticia que su abuelo materno está por morir y no le alcanza el dinero para ir así de prisa. Entonces la atmósfera que crea Donayre Guerrero con sus imágenes oscuras y tristes de Buenos Aires y su voz me trasmitió la sensación que yo supiera exactamente cómo se sintiera él. Además incluye una meditación sobre una foto donde están todos los parientes de su abuelo, o sea él con sus hijas e un solo hijo que está muy buena también por la composición y como salta la cámara de una cara a otra mientras que la voz de fondo nos cuenta las relaciones y qué va a pasar con las relaciones después de la muerte del abuelo.

Jiboia from Fabrício Batista on Vimeo.

En la función que seguía después, la primera película era la brasilera “Jiboia” (boa) de Rafael Lessa. Es una peli muy buen hecha del tipo de las primeras de Almodóvar – o sea: emociones extremas, locura, manipulación, violencia y homosexualidad. Una peluquera 40tona está enamoradísima de la hija de 14 de su jefa, que también trabaja en la misma peluquería. Pero esa manipula más bien a todo el mundo para conseguir lo que quiere. Por unas idas y venidas llega al fin esperable pero más fuerte de lo que una hubiera esperado. Muy bien hecha y como “Depois da queda” (ver arriba) como si fuera una película larga en cámara rápida. Para mi gusto un poco extrema demais.

Aurelia y un sueño” de la directora argentina Kathrin Frank estaba bien contada pero los actores no me gustaron para nada.

La mexicana “Sin Frenos” de Pancho Ortega era muy graciosa. Es toda una historia exagerada de una carrera en velocípedos de rueda alta y los dos protagonistas – que compiten con llegar primero a dónde está la mujer que parece que conquistó los corazones de ambos – están vestidos también del tipo de la época cuando se usaba esas bicis. Para mi gusto demasiado graciosa como para competir en un festival.

“Al lado de Norma” de Chile de la directora Camila Luna me gustó mucho. El protagonista que vive con su madre y la cuida porque está media enferma (¿alzheimer?) no tiene vida própia por eso. Se siente atraido por el subinquilino que no es muy cumplidor con los pagos de alquiler. Cuando lo invita a acompañarlo a una fiesta al principio dice que no puede por su madre. Pero finalmente va para presenciar que el otro trata de levantarse una mina – pero sin éxito. Después de la fiesta el otro lo invita a tomar un trago todavía a su pieza y viene lo que tiene que venir. Pero de repente la historia da un giro inesperable que a mi me encantó.

NUBES – trailer from Manuel Abramovich on Vimeo.

La película argentina “Nubes” muestra una fiesta de cumpleaños de la abuela del protagonista de 15 años que de repente en el baño del primer piso tiene un encuentro de amenaza abusiva con su tío. El público no se entera si pasa algo después de la amenaza – el tío se le acerca de atrás mientras que el jóven está urinando y le susurra algo al oido. Después solo se ve que el chico sale corriendo, agarra su bici y se va andando en bici y después metiendose en el río cercano para volver mucho más tarde cuando la fiesta está casi por terminar sin decirle nada a nadie. Está muy bien fotografeada. Me encantaron las tomas, la luz, la actuación. Pero el final me dejó un poco desconcertado.

“La habitación” era la última que ví esa noche que es mexicana y dirigida por Sebastián Quintanilla. La protagonista está introducida en una escena en un supermercado donde mira de manera media rara a unos productos infantiles. Cuando vuelve a su casa encuentra a su perro que está rompiendo un peluche en la habitación del hijo de la mujer. Siguiendole al perro hasta el patio enseguida ella castiga al perro fuertemente con patadas muy violentas. No se ve nada – solamente se escucha los jimidos del perro y puede imaginar por lo que se ve através de la ventana de la cocina hacia el patio que le da golpes muy fuertes. Cuando vuelve el marido ese está shoqueado pero no dice casi nada y la llevan juntos a la perra al veterinario. Lentamente el espectador se da cuenta que el niño de la pareja debe haber muerto pero nunca nadie dice nada al respecto. Todo se trasmite a través del dolor del perro y después por la mala consiencia de la protagonista. Muy buena también.

Open publication – Free publishingMore lakino

La verdad que hubo unas perlas entre las 55 películas elegidas entre la masa de los 850 mandadas para ser mostradas en LAKino que me hubiera gustado mirar mucho más todavía. Es un festival jóven y aún ha adquirido una relación fuerte y amigable con el público de Berlín. Según una de las directoras colombianas – el ministerio de cultura consideraría el festival berlinés ya como uno de los más improtantes del mundo y por eso los apoyan económicamente a los cinemtógrafos seleccionados para poder venir a Berlín y asistir personalmente al festival. También se veía que es mucho trabajo para el equipo de LAKino y que encima recibe menos fondos que otros festivales del mismo tipo. Por ejemplo – por obvias razones – no cumple con los requisitos necesarios para ser apoyado por la Comunidad Europea. O sea todavía nadie gana dinero a través del festival. ¡Por eso desde ya los felicito por crear un festival tan importante y lindo!

Pero hubo 2 aspectos que me parecen por los menos raros. La primera que no entiendo por qué la acreditación de prensa consiste en la posibilidad de ver tres funciones nada más y encima solamente en una sala de cine determinada. Eso a mí por lo menos se me hizo bastante difícil por la selección y por los horarios.

El segundo aspecto – que además noté que yo no era el único que lo sentía así por los comentarios que escuchaba de vecinos en las butacas cercanas – ¿por qué tanto inglés? Es un festival latinoaméricano cuyo idioma principal es el castellano y aconteciendo en Alemania. ¿Alguien escuchó alguna palabra en alemán o en castellano en el festival? Alemán nada y castellano solamente de los directores presentes que no sabían inglés. Además el inglés en muchísimos casos era difícil de entender.

¿Un ejemplo? Después de la muestra de “Mu Drua” cuya directora Mileidy Orozco Domicó solamente manejaba castellano y embera el director del festival – Martín Capatinta pregunta (en inglés) al público:”¿Todos aquí entienden castellano?” y lo repite no sé cuántas veces hasta finalmente dar con alguien que parece que contestó que no. Entonces ahí no más decide que habría que seguir en inglés entonces – pero sin preguntar ahora si también todos que estaban presentes supieran el idioma anglosajón suficientemente bien para entender su inglés que – digamos – muchas veces era difícil de entender por la pronunciación.

¡Ojo! Mi intención aquí no es criticar el inglés de alguien. Muchos de los directores por ejemplo sí lo manejaban perfectamente. Pero muchos no. Algunos apenas podían explicar de qué trataba su película. Entonces la cuestión se da vuelta: ¿Es justo tratar a los que no entieden inlgés en un festival latino peor que a los que no entienden castellano? Y – yo digo – sin necesidad. Porque yo creo que la mayoría del público sí sabía castellano y si no – yo creo que – su tolerancia habría alcanzado para aceptarlo justamente por estar en un festival cuyo idioma principal es el castellano.

¿Y el argumento que entonces los brasileros no hubieran entendido…? El festival se llama “latinoamericano” y no “iberoamericano” entonces yo supongo que los brasileros felices de aún así poder mostrar sus peliculas en LaKino se podrían haber preparado practicando su “portuñol” un poco más antes de venir. Un consejo: la próxima vez emplear algún traductor castellano-brasilero y todo sale bien.

Dirk @ October 18, 2012

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>