No Comments

“¡Dije `Gracias´! che.” – Adam Green & Binki Shapiro sobreestimando a su público berlinés

.Conciertos, Adam Green, Amy Winehouse, Binki Shapiro, CocoRosie, Fabricio Moretti, Little Joy, Noah Georgeson, autor: Dirk, me decepcionó, me gustó, the Strokes Comments (0)

La mina al lado mío – muy enfurecida – se levanta inmediatamente diciendo:”¡Scheiße!” (mierda) y se va corriendo. Yo me doy vuelta y una señora que se enfila para la salida con su hija dice hacia mí:”¡Bastante atrevido lo de él!” Y cuando un poco después estoy en el andén del subte escucho la conversación de una chica con un interlocutor invisible diciendo a su movil:”Bueno en realidad estuvo bastante lindo pero Binki Shapiro parece que uno o le tendría que dar bastante de comer o sacarla de su adicción a no sé qué droga…” Lo de la adicción por supuesto es pura teoría. Pero la verdad que flaca es muy flaca.

¡Qué raro el concierto de Adam Green y Binki Shapiro!

Me pareció una de las mejores noticias musicales del año – tal cual como lo describieron en el texto de prensa:”la pareja ideal del panorama indie”. Me había enterado a través de la lista de conciertos que me mandan los de la agencia Trinity para – cuando pregunté – responderme que no habría ninguna posibilidad de conseguir entradas. Traté todavía a través de la gente del lugar donde iba a acontecer – el Heimathafen Neukölln – para tener la misma respuesta.

Ya le iba a preguntar desesperadamente – cuando la fuera ver por la calle – a la conductora de TV Sarah Kuttner si no le sobrara un lugar en la lista de invitados – porque Kuttner vive en la esquina de nuestra casa y anteriormente era muy fan y amiga de Adam Green. (Por supuesto no la hubiera pedido nada – es un chiste nada más… jaja. ¿?)

De repente me llega un mail de una agencia de promoción donde anuncian album y posibilidad de entrevista y cuando pregunto por album y entrevista me preguntan si quisiera ir al recital también. ¿Cómo? Pero me dan solamente una sola entrada porque ellos tienen 8 en total nada más. El precio en el mercado es de 29 euros más o menos. El ticket me lo mandan por correo.

Estoy super entusiasmado. El hecho de eligir al “Heimathafen Neukölln” como lugar parece que significa que sí o sí ahora está comprobado: Neukölln es el lugar “in” berlinés del momento. Me tomo el tram para Alexanderplatz, de ahí el subte hasta Hermannplatz y finalmente hago combinación con la U7 para llegar a la estación de Karl-Marx-Straße. Saliendo del metro son 20 metros nada más hasta la entrada. Llego más temprano de lo esperado y cuando entro hay tan poca gente que hasta consigo un lugar en el costado de la primera fila. ¡Todo asillado!

Hago tiempo conversando con la chica del asiento de al lado que es fanática de Adam de la primera hora. Binki Shapiro solamente conoce de oído. Cuando le cuento que sería cantante de Little Joy y ex-novia de Fab Moretti le empieza a sonar ya que es fanática de los Strokes también.

Va llegando la gente y también algunos que se acercan para preguntar qué programa hay esta noche. Y el tipo de la entrada entonces les dice solamente que toca Adam Green y a Binki Shapiro ni la nombra.

De repente – muy puntual a las 21hs – oscurece el auditorio y aparece un tipo petizo subiendose una guitarra acústica y empieza a tocar y cantar de manera bastante impresionante – sobre todo por su voz. El tipo se llama Ian Fisher y hay que tenerlo en cuenta – a pesar de que su música me pareció… un poco… digamos… country demás. Pero es muy simpático y engancha al auditorio también con sus introducciones explicando de qué tratan las canciones y además ha vivido en Berlín y sabe decir una frase en alemán.

Mi vecina del asiento está entusiasmada – y como si hubiera sabido lo que se nos venía – dice:”Si Adam quiere superar eso se tiene que esforzar bastante.”

Después de que Ian Fisher desaparece hay una pausa sin razón – yo bromeando – ya que no había que cambiar nada – que sería una pausa para modificar el escenario. Pero finalmente la banda de la noche entra por el costado desde la derecha y Adam y Binki se posicionan detrás de los micrófonos más cerca al público. Es lo más cerca al público que llegarían esta noche. Bueno – no es para tanto – pero casi.

La música es muy linda. Empiezan con una canción donde canta solamente ella para seguir con un dueto. Obviamtente se parece un poco a cuando Binki canta con Rodrigo Amarante en dueto en Little Joy. Pero allá era (¿es?) menos presente – literal- y realmente. Aquí es la mitad de un duo. Y la química entre los dos está perfecta.

Me encantan las luces.

A veces – muy pocas veces – a mi me parece como si no cantara afinada – pero en general la música toda muy linda.

¿Pero la comunicación con el público?

A pesar del tamaño la sala transmite una atmósfera íntima por estar todos sentados en sillas. “¡Esta es la 5nta vez que tocamos en vivo como banda!” anuncia Adam Green después de la primera canción “Y por eso estamos bastante nerviosos todavía.” Obviamente suena a chiste y la gente lo toma así. Pero mientras que Adam afina su guitarra empieza Binki a charlar. El púbico apenas aplaude por algo que ella dijo o por la canción que acaban de tocar y entonces ella agradece. Pero – mientras que Adam sigue ocupado con su guitarra – parece que no le gustó que el público no aplaudiera de nuevo (se ve en el video que tomé) y dice:”¡Dije `gracias´! che.” y obviamente el público se queda sorprendido y no sabe bien qué hacer. Y eso es más o menos la definición de la noche: Adam Green y Binki Shapiro malentendiendo o sobreestimando a su público berlinés.

La historia es que los dos fueron abandonados por sus ex-parejas y – conociendose a través de la gran familia “freak-folk” (por ejemplo Noah Georgeson produjo los albumes tanto de Little Joy como el último de Adam “Minor Love”) – mutuamente empezaron a escribirse canciones uno a la otra (y al revez) – ya que se encontraban en situaciones emocionales similares – para levantarse el ánimo. En algún momento decidieron convertirlo en un album – que saldrá en enero (y que me llegó hoy).

Bueno – como dijo mi vecina – Adam Green (y no será el único – digo yo) escribe mejor cuando está hecho mierda. Y los dos se veían un poco hechos mierdas en el recital también. Puede haber sido cansancio. Puede haber sido alcohol. No sé – pero en un momento Adam se baja la guitarra, la pone en el soporte y se va para detrás del escenario. Binki Shapiro se queda medio sorprendida y trata de hacer un chiste espreando que vuelva enseguida. Al no acontecer decide ir también para ver qué pasa. Yo ya pensaba que finalmente estaría yo en un concierto “así” también una vez – donde pasan esas cosas y la gente después cuenta:”Amy Winehouse se cayó del escenario.” Pero ahí nomás aparecieron de nuevo como si no hubiera pasado nada.

Siguieron iguales de lindos – Shapiro haciendose la diva por ahí y Green haciendose el chistoso. Pero cagaron todo con la anunciación que “ahora” – después de 45 minutos – y yo los sentí como si hubiera sido solamente media hora – irían a tocar las últimas dos canciones. Y al notar que el público quedó medio shoqueado – Adam Green trata de explicar – como si alguien le hubiera pedido su último pucho y él no tuviera posibilidad de comprar nuevos en los próximos 24 horas:”Bueno, es que no tenemos a más material porque tenemos un solo disco.” Que le respondieron de abajo que tocaran todas las canciones de nuevo parece que los de arriba no escucharon. Sí notaron que el público no estaba muy feliz y entonces dijo Green:”Bueno, por lo menos espero que les gusten entonces las canciones que tocaremos ahora…”

Después apareció todavía sólo para tocar dos canciones más de “Minor Love” y se fue detrás del resto de la banda y pasó lo que describí en el primer párafo. A mí no me afectó tanto pero yo no pagué tampoco 30 euros por 50 minutos de “concierto”.

Dirk @ November 14, 2012

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>